Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Venezuela declara la 'emergencia eléctrica'

El Gobierno intenta reducir el consumo un 20% para garantizar el suministro

Una familia venezolana de cuatro miembros, con varios televisores, un calentador eléctrico de agua, lavadora y secadora en casa, consume un promedio de 500 kilovatios de electricidad por hora y paga por ese servicio unos 33 euros mensuales. Pero desde la medianoche del lunes, cuando el presidente Hugo Chávez decretó la emergencia eléctrica en todo el país, esa familia deberá pagar un 75% más sobre el valor de la factura si no reduce el consumo de energía un 10%, y un 200% más si, por el contrario, lo aumenta en un 20%. También habrá estímulos: los que ahorren entre el 10% y el 20%, recibirán descuentos en sus pagos de entre el 25% y el 50%.

En eso consisten algunas de las "medidas especialísimas" que "por vía de excepción" comenzará a tomar el Gobierno venezolano "a fin de garantizar el suministro eléctrico", que en este momento atraviesa la peor crisis de toda su historia. Así lo señala el decreto de emergencia que el lunes promulgó el presidente Chávez, que estará vigente durante los siguientes 60 días y que deja abierta la posibilidad de que el Ministerio de Energía Eléctrica adopte las medidas adicionales "que estime convenientes".

El sector industrial también deberá adaptarse a las nuevas circunstancias, para evitar futuras sanciones. Aquellos comercios y empresas que consumen más de 25 megavatios, catalogados por el Gobierno como "altos consumidores", están obligados a reducir su consumo un 20%. Si no cumplen, se les llamará la atención; si reinciden, se les suspenderá el servicio eléctrico, y si faltan por tercera vez, serán multados con sumas por determinar.

El dinero, sin embargo, no es el centro del problema. Según el Gobierno venezolano, la crisis eléctrica que confronta ahora el país no se debe a 10 años de desinversión en el sector, como argumentan los partidos "contrarrevolucionarios", sino a la sequía generada por el fenómeno climatológico El Niño, al calentamiento global y a los patrones capitalistas de consumo.

En su programa radiofónico, el presidente Hugo Chávez subrayó que Venezuela, que depende considerablemente de la energía hidroeléctrica, afronta la peor sequía en cien años. Pese a las importantes reservas de petróleo de que dispone, el 70% del consumo energético de Venezuela depende de la producción hidroeléctrica, generada en gran parte por el complejo Guri, en el río Caroní, cuyo nivel ha descendido más de nueve metros por debajo de lo habitual.

El Gobierno ya ha intentado, sin éxito, ejecutar otros planes que le permitan reducir el consumo nacional un 20%. Actualmente, en varias ciudades del interior del país se suspende el servicio eléctrico hasta por un promedio de ocho horas al día, sin previo aviso. El 13 de enero de este año hubo un intento de replicar el racionamiento en Caracas, con cortes programados de cuatro horas diarias, pero el caos que se generó el primer día obligó a su suspensión.

A partir del lunes, informó también Chávez, el recién creado Estado Mayor Eléctrico, integrado por cuatro ministros y dirigido por el vicepresidente ejecutivo, se pondrá al frente de la crisis.

¡De repente, Chávez!

De repente, la voz de Hugo Chávez podría aparecer en la radio sin previo aviso. De repente, esa voz podría escucharse durante horas en un discurso cuya transmisión es obligatoria para el sistema nacional de emisoras públicas. De repente, la voz puede aparecer para anunciar importantes decisiones de Estado, o no. Es el talante del nuevo programa del presidente venezolano que el lunes salió al aire por primera vez en las cadenas públicas Radio Nacional de Venezuela y Venezolana de Televisión. "De repente, pues, como las cosas ocurren... de repente. Cuando usted oiga un golpe de arpa tramao [acorde del arpa llanera], pudiera ser Chávez, de repente", ha sido la frase inaugural del presidente en el estreno.

El nuevo espacio forma parte de la "artillería del pensamiento" con la que Chávez pretende librar la "batalla de la comunicación" contra los medios independientes. El presidente ya contaba entre sus armas con el programa dominical Aló, Presidente, que se emite desde hace 10 años en forma simultánea a través de seis canales de televisión y las 73 emisoras del circuito Radio Nacional de Venezuela, y con la columna Las líneas de Chávez, que, desde enero de 2009, publica tres veces por semana en los diarios nacionales Vea y Últimas Noticias y en otros siete periódicos provinciales.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de febrero de 2010

Fe de errores
En el texto, donde pone "un promedio de 500 kilovatios por hora" debería poner "un promedio de 500 kilovatios hora por mes". El complejo Guri Dam se llama Guri y está en el río Caroní, no en el río Orinoco.

Más información