ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 27 de septiembre de 2009
Las cuentas del Estado para 2010

La subida de los tipos de IVA, en julio de 2010

El reducido pasa al 8%, el general, al 18% y el superreducido se queda en el 4%

Después de la supresión de los 400 euros en el IRPF, la subida de mayor calado aprobada ayer por el Gobierno es la subida del IVA. Este impuesto grava el valor añadido en toda la cadena de producción de bienes y servicios y, finalmente, lo paga el consumidor. En España existen tres tipos diferentes, el que grava los bienes y servicios de primera necesidad o superreducido, el reducido y el general.

El Gobierno ha decidido no aplicar la subida al tipo superreducido y sí a los otros dos. Así, el primero se mantiene en el 4%, mientras que el reducido pasa del 7% al 8% y el general, del 16% al 18%. Con ello, se quiere recaudar 5.150 millones de euros más entre 2010 y 2011. La mayoría, a obtener dentro de dos años, ya que la medida entrará en vigor el 1 de julio de 2010 y, en la práctica, solo tendrá efectos en la declaración que presenten las empresas en el último trimestre del año que viene.

Para Salgado, el consumo es más una cuestión de "confianza"

Frente a medidas como la retirada de los 400 euros que entra en vigor el 1 de enero de 2010, la del IVA se ha dejado para el momento en que se cree que la economía española empezará a tirar. La vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, así lo justificó ayer durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Según sus previsiones, será en la segunda mitad de 2010 cuando se saldrá de la recesión.

El IVA es quizá el impuesto más sensible a la evolución de la economía, que a su vez depende en un 60% de lo que ocurra con el consumo. Quizá por ello la ministra Salgado se ha tentado la ropa antes de aplicar una medida tan dura como la anunciada ayer, y cuyo precedente hay que buscarlo en el año 1995.

Entonces fue Pedro Solbes, su antecesor en el cargo, quien se atrevió a dar el paso: eliminó el tipo incrementado (28%) que gravaba los productos de lujo, y subió un punto el tipo medio (hasta el 16%), el reducido (al 7%) y el superreducido (al 4%), situación que se mantendrá hasta julio de 2010.

Una medida como la anunciada ayer por el Gobierno cuando la economía española acumula ya un año de recesión y caídas del consumo privado superiores al 5%, planteaba riesgos que el Gobierno ha asumido aunque con efectos retardados. La recaudación de IVA acusa en los siete primeros meses del año un desplome del 40%, superior al del resto de figuras impositivas. La media de caída de ingresos es del 24,8%.

Para Salgado, que las familias se decidan a consumir es más bien una cuestión de "confianza". Así que espera que la apuesta le salga bien y así tapar el agujero del déficit con esos más de 5.000 millones de euros. A su favor tiene que la inflación en estos momentos brilla por su ausencia y el IVA es un impuesto que se enchufa a los precios sin pestañear. Hasta el mes de agosto, los precios registran una variación media anual negativa del 0,4%.

El otro argumento que esgrimió la vicepresidenta económica es que España tiene margen en relación a sus socios comunitarios para subir el IVA. Con los nuevos tipos, España quedaría aún por debajo de Alemania (19%) en el tipo medio, Francia (19,6%), Italia (20%) o Portugal (20%).

Los nuevos tipos de IVA

- Tipo superreducido (4%)

Se aplica a los productos de primera necesidad, por lo que el Gobierno ha decidido mantener el tipo en el 4%. Se incluyen dentro de este tipo los siguientes productos: pan común, masa de pan congelada, leche, queso, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres y tubérculos. Libros, revistas y periódicos. Material escolar, salvo productos electrónicos; medicamentos para uso humano. Vehículos para minusválidos, sillas de ruedas y para transporte de colectivo de minusválidos. Prótesis, ortesis e implantes. Viviendas de protección oficial.

- Tipo reducido (8%)

La subida es de un punto, hasta el 8% y se aplica a los siguientes productos: Alimentos en general, salvo los que tributan al tipo reducido; bebidas refrescantes; animales destinados a consumo humano y reproductores; bienes utilizados en actividades agrícolas, ganaderas o forestales, como semillas o fertilizantes. Aparatos como lentillas, gafas graduadas, elevadores para minusválidos y para el diagnóstico de enfermedades. Asistencia sanitaria, servicios dentales. Importaciones de objetos de arte, antigüedades. Servicios de peluquería. Entrega de viviendas, incluidos garajes y anexos. Construcción de viviendas (entre promotor y contratista). Servicios prestados por artistas y técnicos. Servicios de asistencia social. Servicios deportivos. Servicios culturales y recreativos, exposiciones y ferias. Servicios funerarios. Hostelería y restauración, limpieza en vías y jardines públicos y recogida de basuras. Transporte de viajeros y de utilización de autopistas.

- Tipo general (18%)

Sube dos puntos, hasta el 18% y afecta a todos los demás productos En especial, bebidas alcohólicas, tabaco, animales dedicados a festejos taurinos, maquinaria agrícola, forestal o ganadera. CD. Aparatos para diagnóstico y seguimiento de embarazos. Servicios de radio y televisión.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana