Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MARÍA GARAÑA | Presidenta de Microsoft España

"Todos estamos aquí para hacer negocio, incluyendo a Google"

María Garaña Corces es desde hace un año presidenta de Microsoft España. Ahora tiene la labor de realizar el lanzamiento de los nuevos productos de Microsoft, como el sistema operativo Windows 7 o el buscador Bing.

Pregunta. Windows Vista sólo ha durado tres años. ¿Qué ha fallado? Ahora llega Windows 7, ¿Por qué tenemos que confiar?

Respuesta. La gente se acuerda de lo que no ha funcionado. Lo que no funcionó es que teníamos que haber involucrado a toda la industria como estamos haciendo con Windows 7. Con Windows 7 no nos hemos puesto ni siquiera un día D de lanzamiento. Teníamos que estar seguros de estabilizar el sistema y probarlo antes de involucrar a nuestros clientes. No obstante, Vista ha sido el sistema más seguro que ha habido nunca. Windows 7 hereda esa característica y además es muy ligero, fácil de manejar y muy rápido, y consume muy pocos recursos.

"Vamos a tener publicidad, pero el 'software' tiene valor por sí mismo"

"El 'software' libre se está convirtiendo en una cuestión ideológica"

P. ¿Qué ritmo esperan de migración de un sistema a otro?

R. En España vamos a alcanzar el 70% de migración de aquí a 2010, incluso podríamos superar esa cifra. Se venden alrededor de cinco millones de ordenadores al año. El 99% de la gran empresa española y gran parte de la pyme tienen contrato de mantenimiento con Microsoft y migrarán, y la otra mitad de consumo, el 90% llevan preinstalado Windows 7.

P. Google les ha desafiado con su Chrome para netbook. Y su respuesta ha sido que les basta con Windows 7.

R. No es que no respondamos a Google. Es que ya tenemos un sistema operativo, como Windows 7, que tiene una versión especialmente preparada para netbook y no tendría sentido que lanzáramos otro sistema. Hemos incrementado nuestra cuota de mercado en netbook y es cierto que cuando salieron estos ordenadores muchos llevaban Linux, pero dieron muchos problemas, así que la gente los devolvió a las tiendas e instaló Windows pirata. Ahora el 90% de los netbook salen con XP.

P. Pero el Chrome OS puede ser un ataque directo a la línea de flotación de Microsoft.

R. Del Chrome sólo sé que se ha anunciado en un blog. Lo primero que hay que tener en cuenta, como decía Steve Ballmer, es que el 60% del tiempo que estás delante del ordenador no navegas por Internet. Ahora es normal que se intenten meter en ese negocio. Lo que no veo tan claro es que haya una voluntad social de tener un sistema operativo con publicidad. Y también veo complicado eso de tener varios sistemas, uno por cada aparato, para el móvil, para el PC, y para el netbook. Windows 7 funciona en todos ellos.

P. El modelo de negocio de Google es gratis total a cambio de publicidad. El suyo, cobrar por las licencias. ¿Cuál ganará?

R. Hay quien quiere tener su programa en la máquina; otros el pago por uso. No hay un modelo único. Vamos a ver cada vez más gente dispuesta a pagar para no tener publicidad mientras está navegando en la Red. Hemos educado a la gente a que el contenido es gratis y a no diferenciar la calidad de los mismos. No creo que vayamos hacia un modelo en el que todo esté mantenido por la publicidad porque en muchos casos no te permite costear contenidos de buena calidad.

P. Microsoft ha sido tratado como el odiado monopolio del software. Ahora viene Google y se hace dueño de Internet. Y, sin embargo, tienen mejor imagen.

R. No quiero opinar sobre Google. Pero es curioso que al final parezca que Microsoft es la única empresa estadounidense que quiere hacer negocio. Y hay empresas como la que cita que comparten muchas cosas con nosotros, como el tamaño, el mercado o incluso la nacionalidad. Todos estamos encaminados a tener un modelo de negocio y a poder vivir de esto, incluyendo Google. Pero muchas veces se mezcla una especie de ideología del bien público y se introduce confusión.

P. Sí, pero Microsoft anuncia aplicaciones gratis para el Office con publicidad.

R. En efecto, pero sólo para determinado tipo de funcionalidades y para el consumidor final. Para las pymes se basará en un sistema de suscripción o pago por uso. Estamos hablando de unos 2,58 euros por mes y usuario. Y es cierto que vamos a tener una parte costeada por publicidad, pero nuestro modelo de negocio no va por ahí. Creemos en el valor del software por sí mismo.

P. ¿Cómo va el Bing? ¿Le están arañando cuota a Google?

R. Con Bing estamos redefiniendo el concepto del buscador, hacia un buscador inteligente, que no sólo se base en seguridad, relevancia y rapidez sino que vaya al siguiente paso, a la decisión de compra. En España, que está en versión Beta (prueba), hemos ganado en un mes 1,2 puntos de cuota y en un año esperamos alcanzar el 12%.

P. Steve Ballmer se ha mostrado comprensivo con la piratería. ¿Qué modelo defiende para combatirla?

R. Cuando llegué a España una de las cosas que más me sorprendió fue el alto índice de piratería porque está muy unido al grado de desarrollo del país, y me he encontrado con un nivel bastante más parecido al de países emergentes. Dicho esto, este año y pese a la crisis, la piratería de software ha disminuido un punto, hasta el 41%. La solución es complicada porque tiene que ver con la información y la formación, además de la persecución. No estoy de acuerdo con el modelo francés ni tampoco con el canon digital. Es una especie de medicina preventiva mal aplicada. No va a las fuentes. Es como si para combatir la droga metieran en la cárcel al que se fuma un porro. Estoy de acuerdo en que se persiga a las webs que facilitan los enlaces para la descarga de software ilegal, pero nunca ir contra el usuario. Al final creas una animadversión y la gente siempre va a estar con el más débil.

P. El Gobierno ha anunciado un plan para dotar de ordenadores a los escolares. Y parece que se han unido a la cruzada de Linux y el software libre.

R. Es una buena iniciativa, pero hay que hacerla bien. Esperamos que se haga por concurso público en cada una de las comunidades autónomas. Pero lo importante no es sólo el portátil o el software sino el mantenimiento y la formación de los profesores.

Respecto a lo del software libre se está convirtiendo en una cuestión ideológica, en donde se mezclan y confunden conceptos. Hay que tener en cuenta que hay más de 300.000 personas de 12.000 empresas que viven del software en España, que mueve un negocio de 3.000 millones de euros. A mí el software libre no me parece mal en el ámbito universitario o académico, pero es como si para ayudar a la industria del automóvil se regalaran coches.

Hay que separar la parte romántica del desarrollo industrial. Mi cruzada personal es que eliminemos la parte ideológica y política a la hora de mirar la tecnología. La única manera que tenemos de que las empresas existan es que haya un modelo de negocio, sea el que sea.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de julio de 2009