Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El deterioro del mercado laboral

Zapatero: "No habrá despido más barato ni recorte de protección social"

El discurso del líder del PSOE choca con las demandas de la patronal - El presidente cree que la inversión pública ofrecerá resultados "en breve"

La salida a la crisis no pasará por un recorte de las políticas sociales, al menos mientras José Luis Rodríguez Zapatero permanezca al frente del Gobierno de España. El presidente reforzó ayer su compromiso con los trabajadores y proclamó que un retroceso en los derechos laborales no es compatible con las ideas del PSOE.

El Ejecutivo que preside, explicó, no pactará "ni el despido más barato, ni el recorte de la protección social" cuando se siente a negociar con empresarios y sindicatos las medidas para afrontar la actual coyuntura. La contundencia de esta frase dificultará la adopción de medidas, pues Zapatero se ha comprometido en numerosas ocasiones a no aprobar cambios laborales sin el respaldo de empresarios y sindicatos. Y el discurso de no recortar derechos responde a las exigencias sindicales pero choca con las demandas de la patronal, que plantea una reforma laboral amplia, con la creación de un contrato anticrisis que fije un despido más barato.

El presidente aprovechó su discurso de clausura del congreso extraordinario que los socialistas gallegos celebraron en Pontevedra para apostar por "cambiar el modelo de crecimiento" y garantizar "una economía más sólida y más innovadora" que "no se base en el ladrillo". Una reforma que "también exige cambiar la piel de nuestro mercado laboral" porque el empleo que se destruye es el "precario, el temporal".

Zapatero no explica cómo se hará, pero sí las medidas que descarta. Ante este problema, "se multiplicarán las voces" de los que piden abaratar el despido aunque "no lo necesitan".En su opinión, el modelo de desarrollo al que tiene que aspirar la economía española debe ser muy diferente para permitir "que el empleo que se cree cuando estemos en condiciones sea más digno, más estable y con más garantías". Eso "nos hará más fuertes ante cualquier debilidad".

En un intento de insuflar algo de esperanza, cuando los ecos de la cifra de cuatro millones de parados retumban con fuerza, Zapatero afirmó: "Hoy os digo que sabremos ganar el combate frente a la crisis económica". Y la solución a un proceso "duro" llegará "manteniendo la protección social, reforzándola" y forjando la cohesión social mediante la protección de los derechos de los trabajadores". A ello se sumará "un gran esfuerzo de inversión pública" que, confía, empezará a ofrecer resultados en breve.

Zapatero también pidió "dejar de lado" el interés partidista en relación con la propuesta de Mariano Rajoy para celebrar el debate sobre el Estado de la Nación tras las europeas, el próximo 7 de junio. "¿Acaso la situación económica y de empleo que vive este país no aconseja hacer cuanto antes el debate? Toca ahora", agregó.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de abril de 2009