Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Móvil operativo 24 horas

Tiene prisa por regresar a San Caetano. El todavía candidato a presidir la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, lamentó ayer, como viene haciendo su partido prácticamente desde el día posterior a las elecciones, que nadie del Gobierno saliente le hubiera llamado para agilizar el traspaso de poderes. "No tuve ningún contacto, no porque no quisiéramos sino porque el Ejecutivo no se dirigió a la oposición y mis teléfonos están a su disposición por el día y por la noche", dijo Feijóo tras recoger su acta de diputado en el Parlamento gallego.

La peregrinación de los parlamentarios del PP al registro de la Cámara a presentar sus credenciales amplifica las quinielas sobre el futuro Gobierno de Feijóo. La diputada por Pontevedra y ex conselleira de Familia en el último Ejecutivo de Fraga, Pilar Rojo, se mostró ayer dispuesta a aceptar el puesto que "Feijóo tenga pensado", ya sea el de presidenta del Parlamento o culquiero otro "que quiera el presidente". En declaraciones a Europa Press, se definió como una "persona disciplinada".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de marzo de 2009