ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 25 de marzo de 2009

Caride acusa a Feijóo de gastar 12 millones el día que dejó la Xunta

El bipartito pide paciencia al PP antes de abordar el traspaso de poderes

P. L. Santiago 25 MAR 2009

El clima postelectoral no le tiene nada que envidiar al enrarecido ambiente que precedió a las autonómicas. Siguen los reproches a cuento del traspaso de poderes y el recuerdo de lo que sucedió hace casi cuatro años, cuando fue el PP el que cedió el testigo al bipartito. "El mismo día" que eso sucedió, la consellería que presidía el propio Feijóo "firmó convenios por más de 12 millones de euros", según acusó ayer la conselleira saliente de Política Territorial, María José Caride.

El PP no tardó en responder. Negó que Feijóo, como vicepresidente en funciones, "adjudicara un sólo euro para obras públicas". No dijo nada de otro tipo de operaciones administrativas. Caride visitaba unas obras del segundo tramo en el corredor Brión-Noia. Cuando le pusieron los micrófonos delante, salió al paso de las críticas que otra vez ayer vertió el Partido Popular, que le acusa de adjudicar obras por 130 millones de euros. Son declaraciones "lamentables", opinó la conselleira, para pasar al contraataque con la acusación al PP, personalizada en Feijóo, de comprometer un gasto por 12 millones de euros desde el Gobierno en funciones.

Presidencia pide al futuro Gobierno que espere a constituir el Parlamento

La actual Xunta ve "improcedentes las presiones del Partido Popular"

más información

La denuncia de Caride se refiere al convenio firmado por el entonces director del Instituto Galego da Vivenda e Solo, José Antonio Redondo, con el Ayuntamiento de Ferrol para la rehabilitación de viviendas. El acuerdo, encabezado con el logo de la consellería que presidía Feijóo, tiene fecha del 4 de agosto, dos días después de que Emilio Pérez Touriño tomara posesión como presidente de la Xunta y víspera de que lo hicieran los nuevos conselleiros. El Ayuntamiento de Ferrol estaba en esas fechas gobernado por Juan Juncal, del PP.

Fuentes de Política Territorial diferenciaron ayer los "compromisos de gasto" que suponen los convenios como el que firmó Redondo de las adjudicaciones "regladas y previstas en los Presupuestos" que lleva a cabo estos días la consellería. Caride invitó al PP a "mirar hacia atrás", para que vea "lo que hicieron ellos cuando estaban en funciones". "Nosotros no vamos a repetir prácticas del PP", agregó la conselleira, que insistió en que sólo sigue el procedimiento que marca la Ley de Contratos.

Caride también acusó directamente a Feijóo de colocar primeras piedras "en terrenos que no estaban expropiados". La titular de Política Territorial se refería a las obras del tramo Porráns-Moraña, en unas fincas que, según la consellería, el bipartito tardó seis meses en expropiar. Y a las acusaciones del secretario general del PP, Alfonso Rueda, de "pretender vaciar las arcas públicas con adjudicaciones masivas", contestó: "No tiene ni idea de cómo funciona la tramitación administrativa; espero que no tenga ninguna responsabilidad política en la Xunta".

Por el PP le contestó un ex alto cargo de Política Territorial, el diputado electo Agustín Hernández, quien negó que Feijóo adjudicara "un sólo euro para obras públicas". Hernández reprochó a Caride que, "después de tener la consellería parada tres años", ahora "le entren las prisas" por gobernar, con decisiones "de hondo calado económico". Su objetivo es el de "vaciar las arcas de la Xunta" para limitar el margen de maniobra del futuro gobierno de Feijóo, añadió Hernández.

Entretanto, el presidente electo responsabilizaba directamente a Touriño de las últimas gestiones del bipartito, que también él considera irregulares. Al actual presidente, le reclamó que "cesen las expropiaciones para obras que el nuevo Gobierno va a modificar". Desde el Parlamento, adonde acudió a entregar sus credenciales de diputado, volvió a urgir el traspaso de poderes con una crítica implícita a lo que hizo el Gobierno de Fraga del que él mismo fue vicepresidente. Lamentó "que haya conselleiros, supongo que con la autorización del presidente, que se dediquen a hacer lo que criticaron hace cuatro años". Aludió al "momento de extraordinaria dificultad económica" para reclamar mayor agilidad al bipartito en su despedida.

El contraataque de la Xunta en funciones fue pedir paciencia al futuro presidente y que aguarde a la constitución del Parlamento, el próximo 1 de abril. La Consellería de Presidencia censuró "las improcedentes presiones del PP" y su "desasosiego" por volver al poder. El tiular en funciones de este departamento, José Luis Méndez Romeu, contrapuso el ejemplo del País Vasco, donde la Cámara autónoma se constituirá el 3 de abril, lo que retrasará la toma de posesión del futuro lehendakari. Romeu recordó a Feijóo, que tendrá que demostrar su capacidad de gobernar cuando le toque hacer su equipo. "No dependerá para nada de la actuación del Gobierno en funciones, que cumple escrupulosamente la normativa en vigor", concluyó.

Feijóo, ayer en el pasillo del Parlamento. / ANXO IGLESIAS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana