Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roca presenta una regulación de empleo temporal para 2.000 trabajadores

El derrumbe de la actividad constructora, tanto en las viviendas nuevas como en el mercado de reforma, está provocando grietas en todas las industrias que se dedican a equipar los hogares. El grupo Roca, líder en el negocio de los cuartos de baño, presentó ayer un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que afectará durante un año a 1.990 trabajadores de producción de sus fábricas de Gavà (Barcelona), Alcalá de Henares (Madrid) y Alcalá de Guadaira (Sevilla), lo que representa dos tercios de los 3.000 personas que emplea en España, informó ayer la compañía.

Roca ya ha ido "ajustando la producción" en sus plantas a lo largo de 2008, recordó ayer, pero las medidas "no han sido suficientes" dado el rápido y agudo deterioro de la construcción y de la reforma de viviendas debido a la crisis. Desde julio, la compañía ha despedido a 398 personas, que han abandonado el grupo a través de prejubilaciones y bajas incentivadas, aseguró ayer un portavoz oficial de Roca.

Ahora "se hace necesario un reajuste más enérgico". La compañía espera que el ERE temporal para 1.990 sea suficiente para adaptarse a las necesidades de mercado; es decir, que se pueda ir desprendiendo de sus "abundantes" existencias. Roca cerró 2008 con una caída de las ventas del 22%, en relación a los 1.788 millones de euros de 2007, y para este año prevé un descenso similar.

La compañía ya ha fijado con el comité de empresa un calendario de reuniones para la próxima semana con el fin de negociar la medida. La dirección de Roca ha precisado que el ERE se adaptará a las distintas necesidades de cada centro, de manera que se llevará a cabo a través de varias modalidades.

La mayoría de trabajadores afectados corresponden a la fábrica de Gavà, con 1.030, mientras que 602 son de Alcalá de Henares y los 358 restantes de Alcalá de Guadaira. El grupo también quiere despedir a 191 de las 242 personas que emplea en su filial Cerámicas Bellavista, en Dos Hermanas (Sevilla).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de enero de 2009