ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 25 de noviembre de 2008
Necrológica:

Jesús Galindo, 'Susi Pop' de Las Nancys Rubias

Era miembro del grupo, telonero habitual de Fangoria

"Soy un dulce travesti de la Transilvania transexual". Así se presentaba en público el doctor Frank N. Furter, protagonista de la película de culto The Rocky Horror Picture Show. Ese mismo lema reza en el myspace de la cantante y artista Susi Pop, cuyo cadáver fue hallado en la mañana del domingo en la madrileña calle Segovia, fallecimiento cuyas causas todavía están por determinar.

Susi Pop se hizo popular cuando se convirtió en uno de los miembros del grupo Nancys Rubias, creado en 2004 por el representante artístico Mario Vaquerizo, esposo de Alaska. "Es una de las personas más especiales que he conocido. Su ausencia nos deja un vacío enorme porque era una fuente constante de ideas y vitalidad", declaraba ayer a este periódico desde el tanatorio de la M-30 de Madrid, que recordaba también cómo el nombre del grupo surgió gracias a Susi, que también se hacía llamar La Verdadera Nancy Rubia.

Su verdadero nombre era Jesús Galindo. Nació en 1975 en Sevilla pero renació en Madrid con una nueva identidad. Y como buena discípula de Warhol, trabajaba en el guardarropía de Berlín Cabaret, uno de los puntos clave del circuito transformista de la capital. Pronto se hizo habitual de la ruta nocturna de la ciudad, frecuentando locales como Xenon y Voltereta, poniendo en marcha efímeros proyectos musicales con su amigo Putirecords. A finales de los noventa, cuando Fangoria resurgió con el disco Una temporada en el infierno, era fácil verla en la primera fila de sus conciertos vestida con una enorme pamela, o encontrarla haciendo cola en la Gran Vía madrileña, esperando su turno a la puerta de la desaparecida tienda Madrid Rock, para que sus ídolos le autografiaran su disco.

Con un santoral artístico que incluía nombres como los de Bowie, Ramones, New York Dolls, Adam Ant, Bauhaus y Marilyn Manson, la admiración no tardó en convertirse en amistad. En junio de 2003, en la fiesta privada del 40º aniversario de Alaska en la madrileña sala Morocco, Susi Pop interpretó un inolvidable play back del tema Happy house, original de Siouxsie, uno de los mitos compartidos con la homenajeada. Para entonces ya formaba parte de un improvisado grupo de bailarines que solía amenizar los conciertos madrileños de Fangoria, bautizado como el ballet Special K. Y también había cantado con Alaska una versión de Quiero ser santa, de Parálisis Permanente, en la sala Galileo.

Vaquerizo asegura que desde el momento en que se conocieron en 1999 fueron como hermanos: "Es una de las personas que más he querido y también que más he admirado en esta vida". Y añade: "Susi era una gran señora, elegante hasta el final, no le gustaba ser pesada ni abusar de sus amigos con sus problemas. Si ella ha decidido marcharse de este mundo por voluntad propia, lo respeto. Pero nos ha dejado muy solos".

Desde Londres, Alaska y Nacho Canut, inmersos en la grabación del nuevo álbum de Fangoria, lloran a su amiga. Hoy quizá la mejor manera de despedirse de ella sean las palabras que Alaska le dedicaba en su libro Transgresoras (Ediciones Martínez Roca, 2003): "A Susi Pop, que no es hombre, ni mujer ni travesti, ni falta que le hace. Es mi niña".

Susi Pop.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana