Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sant Adrià vota sobre el futuro de las tres chimeneas de Fecsa

La corriente mayoritaria quiere que las torres sigan en pie

Sant Adrià de Besòs (Barcelonès) comenzó ayer a pronunciarse sobre el futuro de las tres chimeneas de Fecsa, que a partir de 2010 dejarán de funcionar y que, con 200 metros de altura, son la construcción más elevada del Área Metropolitana. El referéndum acabará el domingo. Un total de 190 personas votaron ayer y la corriente mayoritaria está a favor de que las chimeneas sigan en pie.

El debate sobre la central cuenta con contendientes en ambos bandos. De manera que hace dos años, el alcalde de la ciudad, Jesús María Canga (PSC), decidió dejar la decisión en manos de los vecinos y organizar una consulta ciudadana. "¿Cree que se han de conservar y reutilizar las tres chimeneas sin condicionar el presupuesto municipal ni los espacios para futuros equipamientos?" es la pregunta planteada. La segunda parte de la cuestión es clave, porque el Consistorio no tirará adelante con el mantenimiento de las torres si no encuentra patrocinadores para ello. Hay algunos proyectos que podrían ocupar los 65.000 metros cuadrados de la vieja central: la sede del Memorial Democràtic de Catalunya y un museo dedicado al transporte son dos de ellos, pero no hay nada decidido todavía. La opción de demolerlas no es mucho más económica, ya que retirar las toneladas de cascotes tendría un coste muy elevado.

"Yo cuando llego en avión a Barcelona las veo, y lo primero que pienso es: ya estoy en casa", dice después de depositar su voto Elena Hernández, vecina de Sant Adrià desde hace 18 años y partidaria del sí. "En los últimos años estamos consiguiendo tener identidad propia en medio de dos grandes ciudades como Badalona y Barcelona, y eso es gracias a la recuperación de espacios como el río y el barrio de La Mina", dice Hernández.

"Hemos incluido a los mayores de 16 años en el censo electoral, los jóvenes son los que quedarán y han de decidir también", explica María Merino, del área de Participación Ciudadana. En total son 28.656 los convocados y el Ayuntamiento cree que si se alcanza el 5% de participación el referéndum ya será un éxito.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de noviembre de 2008