Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Las múltiples vidas de un castro

Arquéologos recogen en una película la historia social de Neixón, en Boiro

"La historia de un paisaje cultural construido por la mano del hombre durante 3.000 años". El castro de Neixón, en el municipio de Boiro, es ese paisaje al que se refiere el arqueólogo Xurxo M. Ayán y que Lukas Santiago ha recogido en el largometraje documental O Neixón: historia viva dun castro. Presentada ayer en el Instituto Padre Sarmiento de Santiago, la película "culmina el proyecto a largo plazo del campo internacional de trabajo de Neixón", en marcha desde 2003. "En Neixón estamos desarrollando un proyecto de arqueología social", explica Ayán, "y nos interesa mucho comunicar la experiencia". La misión arqueológica de Neixón, en la comarca de Barbanza, no se reduce a investigar el pasado castrexo del lugar. La historia social y la económica, la recogida de tradición oral, la religiosidad popular, trazan una concepción amplia de la memoria histórica del lugar. Según el guionista, Leonardo González, el documental reivindica "el derecho de la comunidad de Neixón a contar su propia historia". Y ahí entran la romería veraniega y el narcotráfico, la incidencia de la II Guerra Mundial en la costa gallega y las leyendas de mouros.

El equipo acaba de presentar un documental sobre la experiencia

En O Neixón: historia viva dun castro, 112 minutos de cine documental, es la propia comunidad quien se erige en protagonista colectivo, a través de los numerosos testimonios de vecinos de la zona. "Lo más bonito de realizar la película fue estar con la gente de allí, en la aldea de Cespón", expuso el director Lukas Santiago, "lo que también nos sirvió para conocer más datos". La formación de Santiago, arqueólogo pero empleado en el mundo audiovisual, fue lo que decidió al equipo de la excavación de Neixón a poner en sus manos la facturación del "primer largomentraje documental de arqueología de Galicia". "El audiovisual va a ser el medio de divulgación del trabajo arqueológico más importante", aseguró, "una herramienta útil y didáctica". Para el guionista González, el documental ofrece dos tipos de discursos, "el científico y el de la sociedad que vive y trabaja allí". "Y no predomina un discurso sobre el otro".

Pero 78 años antes que el Laboratorio de Patrimonio del Centro Superior de Investigaciones Científicas de Galicia, que también produce el filme, el castro de Neixón ya había recibido ilustres visitantes. En 1925, Florentino López Cuevillas y Fermín Bouza Brey iniciaron prospecciones sobre el terreno boirense y recogieron multitud de leyendas relacionadas. "Nos consideramos herederos de la Xeración Nós y de la gente del Seminario de Estudos Galegos", afirmó Leonardo González.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de octubre de 2008