Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Suso de Toro: "Soy de los de Galiza con Z"

El escritor santiagués presenta la recopilación de sus artículos periodísticos

Outra Galiza. Suso de Toro tercia en la polémica sobre el nombre del país y se alinea con los opuestos al topónimo académico. "Soy de los de Galiza con Z, porque me hice galleguista por Castelao y otros como Lorenzo Varela o Luís Seoane". El escritor (Santiago, 1956) se significó ayer en la presentación de su libro -una selección de artículos publicados en los últimos cinco años en EL PAÍS y A Nosa Terra- y, antes, en la elección del título. Galiza, esa Outra Galiza de la que habla De Toro cada semana en la prensa, es con Z porque tiene "derechos políticos, dentro de una España interpretada federalmente e integrada en Europa". "Yo quiero una Galiza política", dice, "porque Galicia es un territorio vencido políticamente".

La primera vez que escribió en gallego fue a los 12 años en una revista escolar. Y desde entonces no ha dejado de "vivir en diálogo" con su país. Soñaba con "hacer una obra militante" y hoy sigue con el empeño, implicándose "en las cosas de este país y este tiempo". Tanto, que el domingo se alegró con el triunfo de "una selección española diversa" y con el gol que marcó "un oriundo gallego, un hijo de Boqueixón".

El libro, que el autor presentó en Santiago con el director de Xerais, Manuel Bragado, "propone una Galicia que se construye, en marcha, como un caballo vivo que tenemos que cabalgar". De Toro es crítico con los que se "complacen con una Galicia víctima, oprimida y pobre", porque ahora "no hay enemigo opresor": "Pertenecemos al mundo de la abundancia y de los derechos democráticos, y las cosas que no tenemos es porque no nos las ganamos y no las merecemos".

La primera parte del volumen, más "exasperada y enfadada", coincide con el Gobierno de Fraga. La segunda, en cambio, está escrita ya en tiempos del bipartito y "muestra cierta alegría, cierta sensación de libertad, pero también decepción con las políticas clientelistas que se conservan, las alianzas inconfesables con los medios de comunicación y el uso del dinero público para ganar votos". Pero con quienes está más incómodo ahora De Toro es con la UPyD de Sabater y Díez y su "nacionalismo xenófobo": "El de los 20 es un manifiesto separatista contra nosotros. Quieren expulsarnos de España a los que hablamos gallego, catalán o vasco".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 2008