Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa compra 100 blindados antimina para las tropas en Líbano y Afganistán

El Gobierno destina 100 millones de euros a sustituir los viejos BMR

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar el próximo viernes la compra de 100 vehículos blindados por un importe de unos 100 millones de euros, con el objetivo de reforzar la seguridad de las tropas españolas desplegadas en Líbano y Afganistán. Se trata del primer gran programa de material militar de la responsable de Defensa, Carme Chacón, aunque será su sustituto, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien lo presente al Gobierno, ya que la titular de la cartera concluirá su baja maternal el próximo lunes, cuando comparezca ante la Comisión de Defensa del Congreso para presentar su programa de legislatura.

El ministerio empezará a recibir los vehículos a finales de este año

El contrato se inscribe dentro de un Plan de Renovación de blindados del Ejército de Tierra, que el Gobierno aprobó en noviembre del año pasado y que, sólo en sus dos primeras fases, hasta 2010, prevé comprar 575 vehículos por un coste aproximado de 321 millones de euros.

Las 100 unidades cuya adquisición autorizará el viernes el Consejo de Ministros tienen capacidad para entre ocho y diez ocupantes (un pelotón) y sustituirán a los Blindados Medios de Ruedas (BMR), el vehículo con mayor protección que utilizan actualmente las tropas españolas en el exterior.

Como pudo comprobar la ministra Chacón durante su viaje a Líbano, el pasado 28 de abril, los BMR no sólo son muy viejos (tienen 30 años de antigüedad, aunque han sido modernizados), sino que su blindaje sólo resiste la explosión de minas de hasta tres kilos.

Un total de 10 militares españoles, así como un traductor, han muerto en Afganistán y Líbano por atentados con explosivos. Además, los BMR han sufrido numerosos accidentes. El último costó la vida el pasado día 15 en Líbano al cabo de la Legión Yeison Felipe Ospina Vélez.

Una vez que el Gobierno dé luz verde a la compra de los 100 blindados, Defensa adjudicará el contrato en las próximas semanas, según fuentes militares. El modelo favorito es el RG-31, que fabrica la filial surafricana de la firma británica BAE Land Systems, aunque también han sido seleccionados el Gold de la empresa israelí Rafael y el Dingo de la alemana KMW. Además de las características operativas y las prestaciones de seguridad de cada modelo, se tendrá en cuenta el calendario de entrega, el precio y el plan industrial ofrecido por cada fabricante, según las fuentes consultadas.

Está previsto que los 100 vehículos sean recibidos por el Ministerio de Defensa entre finales de este año y a lo largo de 2009. El Ejército de Tierra dispone ya de 40 blindados antimina de menor tamaño, con capacidad para cuatro o cinco pasajeros (una escuadra), cuya compra fue aprobada con carácter de urgencia por el Gobierno en noviembre del año pasado.

Estos vehículos, bautizados como Lince, forman parte de un lote de 120 que, por un coste total de 37 millones, se han adquirido a la empresa italiana Iveco, para sustituir a los Vamtac de la firma gallega Urovesa y a los Anibal de la andaluza Santana.

Los 100 vehículos blindados cuya compra autorizará el Gobierno el próximo viernes completan la primera fase del plan de renovación de vehículos, que incluye 120 blindados de escuadra y 100 de pelotón, todos ellos especialmente diseñados para resistir los ataques con minas, artefactos improvisados y granadas con carga hueca (denominados MRAP, por sus siglas en inglés).

La última fase del plan, a partir del año 2017, prevé la adquisición de una nueva familia de vehículos de tracción 8x8, aún en fase de desarrollo y probablemente en cooperación con algún otro país europeo, que a partir de una plataforma común pueda cumplir distintas funciones (transporte de tropas, centro de mando, ambulancia, etc.) mediante módulos fácilmente intercambiables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de junio de 2008