Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otegi seguirá en la cárcel hasta el 30 de agosto

El Constitucional rechaza su recurso de amparo

El ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi seguirá en prisión hasta el próximo 30 de agosto después de que el Tribunal Constitucional rechazase ayer la admisión a tramite de un recurso de amparo contra la condena de 15 meses por delito de enaltecimiento del terrorismo por la que fue encarcelado el 8 de junio de 2007.

La Sala Segunda del Constitucional examinó el recurso de amparo de Otegi y acordó no admitirlo, toda vez que el condenado no ha justificado la especial trascendencia constitucional del recurso, "que es algo más y distinto a la mera afirmación de que su derecho fundamental ha sido violado".

La necesidad de justificar la "especial trascendencia constitucional" de los recursos de amparo es un requisito introducido en la reforma de la ley orgánica del Tribunal Constitucional del 24 de mayo de 2007, una semana antes de que Otegi ingresara en prisión. Se trata de una exigencia ideada para desatascar el Constitucional, entonces casi bloqueado por miles de recursos de amparo. Desde esa reforma, los recursos que no reúnan ese requisito son rechazados.

Homenaje a Argala

La condena a Otegi por enaltecimiento del terrorismo deriva de su participación en un homenaje público al etarra José Miguel Beñarán Ordeñana, Argala, en la localidad vizcaína de Arrigorriaga, el 21 de diciembre de 2003. En su intervención "elogió la autoría o participación del ensalzado en delitos terroristas". Además de los 15 meses de cárcel, la pena incluye siete años y tres meses de inhabilitación para cargo público.

Por tanto, Otegi seguirá en prisión hasta cumplir esta condena, el próximo 30 de agostos. El ex portavoz de Batasuna tenía además otra condena anterior a un año de prisión por llamar al Rey "jefe de los torturadores", pena impuesta en firme por el Tribunal Supremo. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia Vasco la dejó en suspenso, condicionada a que Otegi no volviese a delinquir en determinado plazo, pero la condena por el delito de enaltecimiento es por hechos anteriores a las injurias al Rey.

Cuando fue detenido, Arnaldo Otegi se encontraba en libertad bajo fianza de 50.000 euros en la causa en que Garzón investiga la subordinación de Batasuna a ETA y la financiación de la banda terrorista a través de las herriko tabernas. Garzón acaba de cerrar ese sumario, que está pendiente de juicio.

Por otra parte, el Tribunal Constitucional ha reconocido el derecho de la etarra Josefa Ernaga, condenada a 794 años de cárcel por el atentado a Hipercor, a reclamar la aplicación de tres años de beneficios penitenciarios. La etarra cumple condena en la cárcel desde 1987, pero si la Audiencia Nacional le aplica la doctrina Parot, debería cumplir íntegramente la condena reducida a 30 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de abril de 2008