Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Brad Pitt construye casas ecológicas

El actor trabaja con Global Green para reparar los destrozos del Katrina

Brad Pitt no quiere ser sólo un chico guapo. Está empeñado en muchas causas y de manera especial estos días en el proyecto Make It Right, con el que pretende reconstruir el Lower Ninth Ward, el barrio de Nueva Orleans que resultó más afectado por el paso del huracán Katrina.

Un equipo internacional de 13 estudios de arquitectura ha presentado el diseño de las viviendas unifamiliares, que el actor quiere construir. La primera tiene prevista su finalización para mayo de 2008.

El actor pretende construir 150 viviendas ecológicas para familias que fueron desplazadas por los destrozos que causó el Katrina. Para comunicar su decisión, Pitt montó una instalación artística con carpas rosas. "Ciento cincuenta hogares son nuestra meta. Pero no hay razón por la que no podamos hacer 1.000 casas, por la que no podamos hacer 10.000 casas, por la que no podamos hacer 100.000 casas", proclamó Pitt cerca del dique del Canal Industrial que se rompió durante el Katrina, liberando una catarata de agua que cayó sobre el barrio.

El actor ha sido muy crítico con el Gobierno de Bush y sus tímidos intentos para reconstruir Nueva Orleans y ha trabajado con el grupo ecologista Global Green USA para construir viviendas ecológicas.

Brad Pitt, que tiene una casa con Angelina Jolie en el barrio francés de Nueva Orleans, explicó que las nuevas viviendas incorporarán electrodomésticos gama blanca -que ahorran energía- y se construirán con materiales ecológicos, dentro de los criterios de arquitectura sostenible más exigentes.

Pitt se ha comprometido a invertir cinco millones de dólares en el proyecto. Cada casa tiene un valor estimado de 150.000 dólares. "Soy un mal vendedor, pero se trata de una campaña para adoptar una casa. Pido que las fundaciones, que las personas acaudaladas, que los grupos religiosos, que las corporaciones vengan y adopten una casa, básicamente, una inversión para ayudar a una familia a regresar a su hogar".

Pitt se quedó fascinado con Nueva Orleáns en 1994, mientras rodaba Entrevista con el vampiro. "Es la ciudad más única de Estados Unidos. A mi familia y a mí nos gusta estar aquí, donde podemos tener una vida normal. Es el único lugar donde podría hacer una locura sin que me consideraran loco".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de diciembre de 2007