Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

España, suspenso en ciencias

Los primeros resultados del Informe PISA de educación relegan a Españaa un mediocre puesto 31 entre 57 países en conocimiento científico

¿Saben los estudiantes españoles de 15 años que el ADN es "una molécula que contiene las instrucciones para la fabricación de los cuerpos"? Porque ésta era la respuesta correcta, de entre cuatro posibles, a una de las preguntas que estaba previsto plantearles en el Informe PISA 2006. A tenor de los resultados de la prueba, en la que España queda en un mediocre puesto intermedio en "competencia científica", muchos alumnos no acertaron cuestiones como ésta.

El caso de Finlandia es muy llamativo: es el mejor y no para de avanzar

Grandes potencias como EE UU, Rusia o Francia están estancadas

MÁS INFORMACIÓN

Mientras los países que mejor resultados sacan en conocimiento científico, como Finlandia o Canadá, mejoran año tras año, España no ha conseguido entrar en ese ritmo y se mantiene en el mismo nivel que hace tres años, según los primeros datos, avanzados ayer por el periódico especializado en educación Magisterio. El nuevo informe sitúa a España en el puesto 31 en conocimiento científico de los estudiantes de 15 años, con una puntuación media sólo un punto por encima a la obtenida tres años antes (488 puntos en 2006, frente a 487 en 2003) y por debajo de la media de la OCDE (491 puntos). Sin embargo, hay que destacar que este estancamiento se produce después de que los alumnos españoles bajaran su puntuación en estos conocimientos en 2003 respecto a 2000, cuando sacaron de media 491 puntos.

El Informe PISA (el Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes, en sus siglas en inglés) lo realiza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) desde 2000, y su objetivo es obtener una fotografía fija del nivel de los alumnos de los países más desarrollados, que permita comparar unas naciones con otras y analizar su evolución. En el Informe PISA 2006 han participado 57 países, 20 de los cuales no participaron en esta prueba en la vez anterior.

De los países incorporados ahora a este ranking (los que no participaron en la prueba de 2006), cinco quedan por encima de España (Taiwan, Estonia, Eslovenia, Reino Unido y Croacia), lo que le hecho descender del puesto 26, ocupado en 2003, al 31

. Pero también grandes potencias como EE UU, Rusia o Francia están estancadas.

La parte de "competencia científica" de este estudio persigue evaluar tanto los conocimientos como las capacidades y actitudes de los alumnos en relación con la ciencia, así como evaluar si saben reconocer las situaciones de la vida cotidiana dotadas de un contenido científico y tecnológico. En los tres informes realizados hasta ahora se han evaluado tanto la comprensión lectora como la cultura matemática y la científica, pero este último se ha centrado especialmente en esta última. Esto hace que en 2006 las ciencias se hayan evaluado con más profundidad, por lo que la comparación de resultados, aunque sirve como referencia para conocer la tendencia, no es exacta.

A los expertos internacionales no les sorprende el buen rendimiento en ciencias de los alumnos de los países bálticos, que algunos de ellos ya habían demostrado en los informes internacionales TIMSS, el equivalente a PISA, pero sólo para Ciencias y Matemáticas, realizado entre 45 países por la Asociación Internacional de Evaluación Educativa (IEA, en siglas inglesas). A una larga tradición en educación científica, los mismos expertos suman que esos países dan más importancia a las disciplinas científicas, estableciéndolas como obligatorias para todos los alumnos hasta el final de la secundaria, y a las que también "se les dedica muchas horas y hay recursos para trabajarlas bien", señalan los mismos expertos.

El caso de Finlandia les resulta cada vez más llamativo. "No sólo sostiene los buenos resultados sino que no deja de mejorar", manteniendo además unos altísimos niveles de equidad (resultados muy parecidos de todos los alumnos, con muy pocos estudiantes en los niveles más bajos de rendimiento). Además, lo vinculan al hecho de que Finlandia "también encabeza los ranking de competitividad internacional y de menor percepción de corrupción" social.

Entre los países de la UE del entorno de España, Alemania y Francia están por encima, pero mientras el primero mejora (de 501 a 512 puntos), el segundo desciende (de 511 a 495). Los responsables de este estudio consideran que el límite mínimo de competencias en una materia está en 409 puntos. Por debajo de él aparecen aún ocho países.

Los resultados completos del estudio serán presentados el martes en diversos países a la vez. El Ministerio de Educación no quiso hacer declaraciones ayer y mandó un comunicado recordando que este informe "está sometido a un embargo internacional". En la sede de la OCDE en París sorprendió ayer la filtración de estos datos a Magisterio, dado que existe un pacto internacional para no desvelarlos hasta su presentación.

Andalucía y Cataluña, a la cola

Es voluntario para las comunidades autónomas presentarse a PISA y aumentar el número de alumnos que participan, para que sus resultados sean comparables con la media de los países. En PISA 2006, nueve de las 10 comunidades que aumentaron los alumnos examinados han obtenido unos resultados en ciencias superiores a la media española, de 488 puntos. La única por debajo ha sido Andalucía, con 474 puntos, la misma puntuación que obtuvo en 2003.

Por la parte alta de la tabla, empatan Castilla y León y La Rioja, con 520 puntos de media. Le siguen cinco comunidades, con puntuaciones similares entre ellas: Aragón (513), Navarra (511), Cantabria (509), Asturias (508) y Galicia (505). Cierran la lista, aún por encima de la media española, País Vasco que sube respecto al PISA 2003, y Cataluña, que baja.

Algunos expertos matizan que Andalucía es la comunidad con más alumnos (400.000 en ESO, casi un cuarto del total de toda España), con las dificultades que esto supone para mejorar los resultados en sólo tres años. Aunque esto no quita validez a los resultados. De hecho, aunque La Rioja es la comunidad con menos alumnos en ESO (poco más de 11.000), Castilla y León tiene más de 90.000.

Sí hay, no obstante, un elemento que comparten todas las comunidades que están por encima de la media española en ciencias, con la excepción única de Cataluña: el gasto por alumno en todas ellas es también superior a la media del país, de 2.973 euros anuales, según un estudio de CC OO con datos de 2002. Según aquel informe, Cataluña estaba por debajo de la media (con 2.811 anuales) y Andalucía estaba la última, con 2.412.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de noviembre de 2007

Más información