Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mortalidad infantil en el mundo baja a su mínimo histórico

La cifra anual de niños muertos en todo el planeta ha descendido en más de tres millones desde 1990. Es la primera vez que se registran niveles inferiores a los 10 millones de fallecimientos al año, según informó ayer Unicef. En aquel año se llegó a los 13 millones de muertes infantiles. Las razones de este descenso son, según los expertos, el aumento de las vacunas contra el sarampión, la utilización de las mosquiteras y una mejora en la alimentación de los bebés por la lactancia materna. A pesar del optimismo, Unicef señaló que la pérdida de 9,7 millones de vidas infantiles sigue siendo un "hecho inaceptable".

El organismo internacional señaló el hecho como un momento histórico en cuanto a la supervivencia de la infancia. "Debemos aprovechar el impulso de ese éxito en la salud pública para conquistar los Objetivos de Desarrollo del Milenio", alentó Unicef.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de septiembre de 2007