Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Tengo que intentar dosificarme"

Nadal presenta el Masters de Madrid y avisa del peligro del calendario sobrecargado del tenis

Rafa Nadal, doble campeón de Roland Garros y finalista este año en Wimbledon, está preocupado. Tiene un problema. Y el problema tiene nombre y apellidos: calendario y lesiones. "Se me complica pensar en las vacaciones porque el calendario de un tenista es uno de los más duros de todos", admitió ayer Nadal, escondido tras una americana, mientras presentaba el Mutua Madrileña Masters de Madrid, que se disputará del 14 al 22 de octubre. "Nuestra temporada es larguísima y uno tiene que intentar dosificarse. Ojalá se pueda cambiar el calendario en el futuro: por él hay lesiones, porque este es un deporte de elite en el que se juega al límite".

Nadal sabe de lo que habla. A sus 20 años, gasta físico explosivo, piernas incansables y un historial de pequeñas lesiones en la rodilla y el pie izquierdos que le han obligado a perderse los primeros meses de la temporada que ahora acaba. "Es que juegas desde enero hasta mediados de noviembre", reflexiona. "Y hasta diciembre si disputas la final de la Davis. No creo que mi entrenador [su tío Toni Nadal], me dé más de dos o tres días de descanso: después de Shangai [donde se disputa el torneo de campeones, que cierra la temporada], querrá que empecemos a preparar Australia [el primer Grand Slam de la temporada]".

"Tiene posibilidades de mejorar; háganme caso, que de esto sé un poquito ", bromeó Tiriac

Nadal vive en un viaje continuo. No hay días de descanso. Ni pachangas.Hace dos fines de semana lideró a España en la Copa Davis, jugando una extenuante eliminatoria para permanecer en el grupo mundial contra Italia. Disputó dos partidos individuales y el dobles. Resultado: Nadal, 3; Italia, 1 (para un global de 4-1). "El equipo no depende de mí", defendió ayer. "Fue una cosa circunstancial, una decisión del entrenador. Tenemos un gran equipo,variado, con gran potencial y jugadores para elegir. Esta no tiene que ser la tónica a seguir". ¿Le preocupa que el primer partido de la siguiente Davis sea ante la Suiza de Federer, el número 1 mundial? "No sé si él jugará. Si lo hace será un pelín más difícil, aunque no mucho", ironizó el de Manacor. "La experiencia dice que fuera de casa se nos complica un poco la cosa".

Dice el campeón de Roland Garros, un monstruo de la tierra, que su objetivo, su aliciente, es "seguir mejorando". Que es "prácticamente imposible hacerle nada a Federer", que no ha confirmado su presencia en el Masters de Madrid. Que es joven y tiene que seguir trabajando "para aprovechar la oportunidad si puedo optar al número 1"

Ése camino es el que le recomendó seguir ayer Ion Tiriac, asesor del Masters y una leyenda del tenis, que presentó el torneo acompañado de Manolo Santana, su director; Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid; Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el deporte; Pedro Muñoz, presidente de la Federación española de tenis; y José María Ramírez Pomatta, presidente de la Mutua Madrileña. "Nadal es un gran campeón", dijo Tiriac, "pero todavía no ha llegado a su máximo. Tiene posibilidades de mejorar, háganme caso, que de esto sé un poquito", continuó. "Sigue como eres, que así serás grande", le dijo a Nadal. "No te preocupes de la plata, que vas a ganar más de lo que necesitas, tanto que no vas a saber qué hacer con ella. Cuando empleas más tiempo en contar tu dinero que en entrenarte, ya estás en bancarrota".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de octubre de 2006