Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TROTAMUNDOS | AGUSTÍN DÍAZ-YANES | PROPUESTAS

Un guía excepcional

Hace tres veranos, Agustín Díaz Yanes -que acaba de estrenar Alatriste- viajó a Roma y Florencia con su mujer y su hijo. Una excepción, pues padece fobia a los aviones y reconoce que es poco viajero.

Dos de las grandes. ¿No había estado nunca?

Sí, varias veces. Roma es, junto con París, mi ciudad favorita. Tengo muy buenos amigos allí, pero esta visita fue diferente. Mi hijo había empezado a estudiar arquitectura y quería ser nuestro guía e impresionarnos con sus conocimientos de historia del arte.

¿Y se portó el chico?

Estupendamente. Nos enseñó las obras de Brunelleschi, el Duomo en Florencia y algunas iglesias que se salen de los circuitos habituales. Mi mujer y yo, que estudiamos filosofía y letras, hacíamos como si no supiéramos nada para que él nos lo contara.

¿Y su hijo le descubrió algún sitio que no conociera?

Una iglesia en Roma que me encantó, San Carlo, de Francesco Borromini, en la calle Quatro Fontane. Es muy particular, pequeña y austera. Preciosa.

Florencia en verano parece Pamplona en San Fermín.

Inevitablemente, estaba hasta arriba de turistas. Me había hecho el propósito casi imposible de cumplir de no viajar en verano. De todas formas sobrevivimos. Fuimos a mediados de agosto, y pillamos la fiesta de Ferragosto, una semana durante la que se paraliza el país, exceptuando el Vaticano, donde no se podía dar un paso.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de septiembre de 2006