Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Recep Tayyip Erdogan | Primer ministro de Turquía

"No vamos a consentir retrasos en las negociaciones con la UE"

"Chipre quiere poner palos en la rueda de las negociaciones de Turquía con la UE", se lamentaba ayer el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, de 52 años, en Estrasburgo. El líder del islamismo moderado de Turquía se presentó en el corazón de las instituciones europeas tal vez en sus horas más bajas desde que llegó al poder hace más de tres años. La guerrilla separatista kurda ha vuelto a golpear en el sureste de Anatolia, la economía turca ha entrado en recesión después de un largo periodo de bonanza y -tras el logro histórico de abrir el proceso de negociaciones de adhesión el pasado octubre- la UE amenaza con un nuevo portazo a Ankara ante el retroceso de las reformas políticas turcas y el conflicto con Chipre. Turquía ocupa militarmente el norte de la isla (turcochipriota) desde 1974 y no reconoce al Estado del sur (grecochipriota), el único con legitimidad internacional y miembro de la UE desde 2004.

"Chipre quiere poner palos en la rueda de las negociaciones de Turquía con la UE"

"Las reformas siguen a buen ritmo. Pero las condiciones son diferentes ahora"

"Nuestro viaje hacia la Unión Europea no ha empezado ahora mismo"

Pregunta. El comisario europeo para la Ampliación, Ollie Rhen, teme que se produzca un "choque de trenes" entre la UE y Turquía si su Gobierno no acelera el ritmo de las reformas y, sobre todo, no cumple su compromiso de abrir sus puertos y aeropuertos a Chipre.

Respuesta. No me parece muy adecuado hablar de choques de trenes. Nosotros no hemos emprendido nuestro viaje hacia Europa con esa intención. Hemos planificado la llegada a nuestro destino sin accidentes. Por eso estamos seguros que cumpliremos las exigencias del señor Rhen sin que se produzca ningún percance.

P. ¿Qué pide Turquía a cambio de abrir sus puertos y aeropuertos a las naves y aviones de la República de Chipre?

R. Que se ponga fin al aislamiento del norte de Chipre. Más allá de las dimensiones políticas, hay que acabar con el aislamiento turcochipriota en todo lo que concierne al transporte, el comercio, la información, la cultura, el deporte..., de toda la actividad económica y social. Cuando nosotros negociamos la Unión Aduanera con la UE en 1996 no lo hicimos con Chipre, que aún no era país miembro. Turquía tal vez hubiera podido ejercer más tarde un derecho de veto, pero no lo hizo. La solución al conflicto de Chipre ha estado y está en las manos de la ONU, en el llamado Plan Annan para la reunificación de la isla. A nosotros se nos hizo llegar un mensaje muy claro desde la UE: 'Consigan que en el norte de Chipre triunfe el en el referéndum, y del resto ya nos encargaremos nosotros'. Nosotros cumplimos nuestra parte del trato, y el ganó en el norte, pero no pasó lo mismo en el sur. Los que rechazaron el plan de la ONU fueron recompensados con el ingreso en la UE, mientras que quienes lo apoyaron aún siguen estando aislados.

P. ¿Cree que el programa de reformas ha perdido impulso en Turquía tras el inicio de las negociaciones de adhesión con la UE?

R. En absoluto. Las reformas siguen a buen ritmo. Pero las condiciones son diferentes ahora. Deberemos dedicar al menos 10 años a las negociaciones. Nosotros hemos cumplido los requisitos para poder emprender el proceso. Ahora no vamos a consentir retrasos de ningún tipo en las negociaciones.

P. Ante los numerosos casos judiciales abiertos contra escritores y periodistas turcos y la restrictiva ley antiterrorista que acaba de aprobar su país, ¿cree que la UE puede sancionar a Turquía por su retroceso en la defensa de la libertad de expresión?

R. La nueva ley va a servir, ante todo, para reforzar la lucha contra el terrorismo. En la situación actual había que dotar de más medios a las fuerzas de seguridad que combaten a las organizaciones armadas.

P. Pero la Comisión Europea ha pedido a su Gobierno resultados concretos en materia de legislación penal.

R. Tenemos la intención de cumplir todos nuestros compromisos con la UE paso a paso. Tenemos un equipo negociador entusiasta y plenamente dedicado a cumplir estos objetivos.

P. Algunos países miembros de la UE están empezando a hablar de la capacidad de absorción, es decir, de asimilar a un determinado país, como un nuevo criterio para la adhesión. ¿Cree que se trata de un obstáculo hecho a medida para Turquía?

R. Nuestro viaje hacia la UE no ha empezado ahora mismo. Somos miembros fundadores del Consejo de Europa y de la OTAN. De hecho, es un proceso que comenzó con la fundación de la actual República de Turquía por Mustafá Kemal, Atatürk, en 1923. También cabe preguntarse qué puede aportar Turquía a la UE. No queremos que la UE se convierta en un club cristiano. También creo que la Alianza de Civilizaciones puede servir para dar un golpe definitivo al terrorismo global.

P. Turquía acaba de vivir hace apenas dos meses un caso de violencia política tras el asesinato, a manos de un islamista radical, de un magistrado del Consejo de Estado. ¿Cree que ha entrado en una nueva fase de inestabilidad?

R. Hemos condenado tajantemente ese crimen. Creemos que hay un grupo organizado detrás de esa acción, pero, por el momento, el asunto está en manos de la justicia. Las manifestaciones y protestas que surgieron tras el atentado estuvieron manipuladas y no parecían tener como objetivo la condena del atentado, sino atacar al Gobierno.

P. La economía turca parece haberse resentido de este rebrote de inestabilidad política y la lira ha perdido un 20% de su valor respecto al euro y al dólar.

R. Desgraciadamente, estas maniobras políticas han tenido serias repercusiones económicas.

P. Turquía va a construir tres centrales nucleares para atender sus necesidades de energía. Si algún país, como Francia, aprueba una condena oficial del genocidio armenio, ¿puede quedar excluido de la contratación de las nuevas plantas atómicas?

R. Necesitamos nuevas fuentes de energía para garantizar nuestras posibilidades de crecimiento. Francia puede ser un posible suministrador de tecnología, pero no es el único

P. ¿Va a convocar elecciones legislativas en Turquía, antes de la votación del Parlamento para elegir nuevo jefe del Estado, prevista para mayo del año que viene?

R. Bajo ningún concepto. Las elecciones se celebrarán en su momento oportuno, en noviembre de 2007.

P. ¿Se considera usted candidato al puesto de presidente de la República?

R. Soy un hombre político, líder de Partido de la Justicia y el Desarrollo, el más votado en las últimas elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de junio de 2006