ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 18 de junio de 2006
Reportaje:

El bombo que reparte pisos

Más de 21.000 personas optaron al sorteo de 1.500 viviendas públicas en el Ensanche Sur de Alcorcón

Mileuristas. Padres de mileuristas. Treintañeros que siguen viviendo en casa de sus padres. Inmigrantes con sueldos irrisorios. Madres solteras y parejas de la periferia sur. Todos, unos 15.000, se reunieron ayer bajo la solana en Alcorcón con una ilusión: conseguir uno de los 1.500 pisos públicos que ayer se sorteaban en el municipio. Una probabilidad entre 14.

La zona: el Ensanche Sur, dentro del plan municipal de vivienda. La construcción: 7.000 pisos en total, los primeros listos en 2007. El precio: entre 113.000 y 123.000 euros por pisos de 90 y 100 metros cuadrados con garaje y trastero. ¿Para quién?: de las casi 21.000 solicitudes para optar a una vivienda, 14.000 correspondían a jóvenes menores de 30 años y el resto a treintañeros o con cargas familiares.

"¡Tómenselo con tranquilidad, que el sorteo es bola a bola. Váyanse a dar una vuelta, podemos estar aquí horas!", casi suplicaron los presentadores del acto, los televisivos Juanjo de la Iglesia y Tonino, ante la multitud que se apelotonaba en la carpa. Nadie se movió.

El bombo, como si fuese el del sorteo de la Lotería de Navidad, empezó a girar y los presentes contuvieron la respiración. "Las bolas parecen garbanzos...", se oyó decir a alguien entre el silencio.

-El 2050...

-El 947...

Más de 20.000 ojos fijos en el estrado y en la pantalla gigante.

-El 1222...

En mitad del público, una chica mete un grito histérico y la gente, por fin, aplaude. "¡David, que nos ha tocado, te lo juro; que tembleque de piernas!", informa Laura por teléfono móvil a su novio. Otro aullido se oye en la otra punta de la carpa: ha tocado otro piso.

Entre los presentes, muchos inmigrantes: el 20% de la multitud. Como Luz Marina Núñez, colombiana que lleva 10 años en España y que no le ha sonreído la suerte. "Trabajo en una guardería y mi marido en Caprabo", cuenta, mientras entorna los ojos para ver mejor la pantalla. O Hassan Ihamanen, de 31 años y que sí que fue agraciado en el sorteo por medio del "1899 y a Dios", se alegra este cocinero mientras se abraza a su amigo Mimoun.

La mecánica se repite. Silencio y cada 20 minutos alguien mete un grito. Aplausos. Los números avanzan; las esperanzas se esfuman. En la cara de los derrotados, David Rodríguez, de 37 años, y su novia Esther Casado, de 29. Lo suyo, el colmo de la mala suerte. "Ha salido el número anterior y el posterior al nuestro", se lamentaron mientras asumían que volvían "al maravilloso mundo del alquiler".

El sorteo sigue monótono y la gente se empieza a desanimar. El calor aprieta, la organización reparte botellas de agua gratis. Los niños más pequeños se cansan. El acto acaba por la tarde y la gente abandona resignada la carpa. El resto de pisos del Ensanche Sur, hasta 7.000, se sortearán a partir de otoño.

Al sorteo acudieron la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo; el alcalde de Alcorcón, Enrique Cascallana (PSOE) y el portavoz socialista en la Asamblea, Rafael Simancas. Los políticos colocaron la primera piedra de las obras. Allí metieron lo típico en este tipo de actos: los periódicos del día y un compacto con imágenes del municipio.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana