Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fin de semana

El escultor José Ramón Anda muestra su pulso con la madera en el aula de la BBK

El escultor José Ramón Anda nació en la localidad navarra de Bakaiku en una familia de ebanistas. La cercanía de los bosques y del trabajo con la madera marcó su camino en el mundo de la escultura, reconoce después de más de 30 años de trayectoria. En las obras que componen la exposición que ayer inauguró en el aula de Cultura de la BBK, en Bilbao (Elcano, 20. Hasta el 16 de mayo) se reconocen los troncos de roble convertidos en figuras de líneas curvas y se muestran sus muebles-escultura. "La madera marca el ritmo", decía rodeado de sus obras de roble. "Todas las piezas tienen un trabajo subterráneo para contener la idea de la que surgen. Es un pulso para controlar la madera".

La exposición, organizada por José Luis Merino, reúne una treintena de esculturas, realizadas a partir de 1980, la mayoría en madera, en ocasiones tratada con estuco "para quitar protagonismo al material", dice su autor. También se pueden ver ejemplos de sus trabajos en bronce. El proceso de creación, explicó Anda, es siempre el mismo: pequeños bocetos en barro, que dan origen a series antes de dar forma a la obra definitiva.

La selección de piezas está organizada en familias. Junto a las esculturas en las que predominan las formas cilíndricas, se pueden ver las columnas y las obras ovoides, en las que se mezclan las líneas curvas con los ángulos. Otra sección está integrada por los muebles-escultura, piezas únicas que Anda realiza desde hace 20 años. "Llego a la escultura desde el mueble; me gusta jugar con la ambigüedad. Son mesas y sillas funcionales, que pierden el carácter solemne de la escultura", explicó Anda.

La obra de Anda tiene una importante presencia en las calles del País Vasco y Navarra, donde se ponen de manifiesto las referencias arquitectónicas de sus esculturas . Una serie de fotografías muestra en la exposición las mejores esculturas públicas del artista navarro, en las que trabaja con materiales resistentes. Entre ellas están Haizean, (de hierro y aluminio instalada en Tolosa), Homenaje a Juan de Antxieta (piedra caliza, parque Hiru Bide de Pamplona), y Zeharki (escultura de hormigón, en el paseo de Ondarreta, en San Sebastián).

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de abril de 2006