Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ministerio de Sanidad expulsa a Madrid del sistema nacional de lista de espera

El Ejecutivo cree que la Comunidad emplea un modelo no equiparable al resto del Estado

La Comunidad de Madrid fue expulsada ayer del sistema nacional de cómputo de listas de espera (listado de enfermos que aguardan operación en la sanidad pública). Así lo decidió ayer el Ministerio de Sanidad en el Consejo Interterritorial de Sanidad -el órgano donde el Ejecutivo central y las comunidades autónomas ponen en común sus políticas-. El ministerio considera que Madrid incumple la normativa estatal y contabiliza sus listas de espera de manera irregular para que sus datos parezcan más favorables. El ministerio cree que Madrid excluyó el pasado 30 de junio de la lista de espera a 7.880 enfermos. El Gobierno de Esperanza Aguirre actuó así para cumplir la promesa electoral de la presidenta de que ningún madrileño tardaría más de 30 días en ser operado. La promesa, según Aguirre, fue cumplida en verano, algo que es negado por sindicatos, oposición y asociaciones de pacientes.

El Consejo Interterritorial analizó ayer los datos de espera de todas las comunidades autónomas excepto los de Madrid. "La forma en que han sido contabilizados [los datos de Madrid] no permite su agregación con los del conjunto del sistema", declaró en Logroño la ministra de Sanidad, Elena Salgado.

La respuesta de Lamela fue airada y acusó a Salgado de "manipulación política" y de "complicidad con el PSOE de Madrid" para ocultar las mejoras conseguidas por el Gobierno regional en la sanidad pública en los dos últimos años.La normativa estatal establece que un paciente deberá ser incluido en la lista de espera cuando el médico especialista le prescribe la operación quirúrgica. Así lo hacen todas las comunidades menos Madrid, que retrasa la inclusión en la lista hasta que el enfermo se ha sometido a las pruebas preoperatorias, cuyo último paso es la visita al anestesista.

En el pasado Consejo Interterritorial, Madrid ya fue excluida del cómputo nacional de la lista de espera quirúrgica, pero posteriormente el ministerio la volvió a admitir al certificar el Gobierno madrileño los datos uno por uno.

Esto, sin embargo, no volverá a ocurrir. "No vamos a certificar más nuestros datos por los intereses políticos del ministerio. Nos parece un atropello, un agravio y discriminatorio", afirmó Manuel Lamela. "Lo que tiene que hacer el ministerio es aceptar nuestros datos y, si no lo hace, dictar una resolución administrativa justificando por qué nos excluye. Nosotros llevaremos entonces esta resolución a los tribunales", continuó el consejero de Sanidad.

La ministra Elena Salgado, por su parte, calificó de "inadmisibles" las insinuaciones de Lamela. Añadió que "nunca ha manipulado los datos del Consejo Interterritorial" y recordó que las estadísticas de la Comunidad de Madrid no se ajustan a la normativa nacional y, por tanto, no son comparables con las del resto de comunidades.

La ministra informó de que el pasado 30 de junio había en España 406.661 pacientes en espera quirúrgica y que la demora media era de 79 días. En 2003, la espera era de dos días menos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de diciembre de 2005