Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LIBROS

Poesía clara

La poesía de Karmelo C. Iribarren acaba de recibir un espaldarazo con la publicación de Seguro que esta historia te suena, la colección de sus libros. El género, tan minoritario, tiene sus propias claves de permanencia y la dedicación a la escritura poética durante veinte años se consolida con la aparición de esta reunión de libros, que prescinde del cuaderno Bares y noches (1993), pero que recoge nuevas aportaciones.

El cuerpo central de Seguro que esta historia te suena está compuesto por los dos libros ya publicados por Editorial Renacimiento -La condición urbana, de 1995, y Serie B, de 1998- y el publicado por Línea de Fuego: Desde el fondo de la barra, de 1999. A ellos vienen a sumarse los Poemas dispersos y La frontera y otros poemas. Es, por tanto, la hora de la relectura.

Los versos aquí reunidos se definen entre la poesía de la línea clara y el realismo sucio. Una descripción clara, una situación cotidiana que lanza una flecha en la reflexión de un mundo cruel que se advierte e interioriza con ironía y con cinismo. El juego de palabras, el juego de ideas, una mirada del perdedor de serie B, alejamiento de lo sublime, frases cortas como cuchillos, una ambiente de bares y de descentramiento (que se caricaturiza en uno de los poemas) para crear un mundo donde el lector no debe ver sólo el juego irónico. Otros ámbitos de creación simbólica rodean a esta poesía: la crítica social, el nihilismo que se cierra en la muerte, pero que admite el amor como un invento necesario, en una vida que sólo aparentemente es resignada, porque se rebela en un lenguaje que busca la lectura de lo oculto que existe en la cotidianeidad.

Karmelo C. Iribarren: Seguro que esta historia te suena. Poesía completa (1995-2005). Renacimiento. Sevilla, 2005. 331 páginas; 20 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de octubre de 2005