ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 2 de julio de 2005
Crítica:DORMIR

Refugio entre palmeras

LA FALCONERA, un oasis en La Safor valenciana

Ante el frenesí inversor desatado en la costa mediterránea por hoteles cada vez más grandes y apretados entre sí, tranquiliza descubrir pequeños reductos de hospitalidad. Hotelitos de impacto mínimo en su medio ambiente, y, sin embargo, máximo en la sensibilidad de quienes se toman en ellos unas vacaciones. Como La Falconera, un oasis de silencio en medio de la comarca valenciana de La Safor, muy cerca de Gandía, en la que ya no cabe un alfiler entre tanto cemento. Aquí todavía puede uno despertarse con el trino de los pájaros, el coro de los grillos rezagados y los ladridos insistentes de los perros del vecindario.

El matrimonio galo Yves Malvolti y Thérèse Gazengel se ha buscado un lugar así de perdido para vivir un sueño hotelero germinado en los riads de Marraquech con la convicción de que la España que no mira al ladrillo es todavía un paraíso para existir en paz. Su hotel no exhibe una arquitectura poderosa sobre la que poder hablar. Es sólo una vieja casa mimetizada entre la arboleda, de paredes bien encaladas e interiores diáfanos, luminosos y sencillos, enamorados de las plantas y su función oxigenante. Pero qué fuelle desestresante... Tímidos, mínimos, los muebles, de geometría recta y olor a maderas orientales, evitan ser los protagonistas de la casa. Son las ventanas y el escenario al otro lado del cristal los que reclaman la mirada: el jardín de ficus, el bosque de palmeras y pinos mediterráneos. Cada habitación es diferente, singular. La número 3 proyecta al exterior una enorme terraza frente al jardín, en la que se puede tomar el desayuno, reconstituyente y placentero: zumo de naranjas recién exprimidas, bollería casera y macedonia de frutas con canela. Yves y Thérèse comparten con sus huéspedes un hogar agradable para vivir, un refugio ocioso para pensar. Y, sobre todo, el cultivo orgánico del tiempo, el último lujo de la civilización occidental.

LA FALCONERA

Categoría: sin clasificar.

Camí Pinet, 32. Marchuquera. Gandía (Valencia).

Teléfono y fax 962 86 83 15.

'Web': www.lafalconera.com.

Instalaciones: jardín, piscina, salón, comedor. Habitaciones: 4 'suites' con baño, calefacción, aire acondicionado, teléfono, radio, TV satélite, secador, albornoz, frutas de bienvenida.

Servicios: no hay facilidades para discapacitados, no admite animales domésticos.

Precios: todo el año, 98 euros + 7% IVA; desayuno, 8 + 7% IVA.

Tarjetas de crédito: Eurocard, MasterCard, Visa.

Arquitectura ... 7

Decoración ... 8

Estado de conservación ... 9

Confortabilidad habitaciones ... 8

Aseos ... 7

Ambiente ... 9

Desayuno ... 8

Atención ... 10

Tranquilidad ... 10

Instalaciones ... 7

ALREDEDORES

PLAYAS cercanas: la de Gandía, Nord, Rafalcaid y la zona naturista de l'Aluïr.

La piscina del hotel La Falconera, en Marchuquera, cerca de Gandía. / FERNANDO GALLARDO

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana