Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descubierto en el vertedero de Valdemingómez un cadáver descuartizado

Macabro hallazgo el que realizó ayer por la mañana un operario del vertedero de Valdemingó-mez, en el distrito de Villa de Vallecas. El trabajor se topó con el tronco de un cadáver de un hombre mientras separaba la basura que entra en la incineradora. Según transcurrió el día, también fueron hallados las manos y los pies, según fuentes policiales. Éste es el octavo homicidio que se registra en la región en lo que va de año y el quinto en el transcurso de la última semana.

Por la noche estuvieron descargando los camiones que recogen la basura en la capital. Por la mañana, una grúa tipo pulpo (con varias aspas) se encarga de depositar los residuos en una cinta transportadora que la introduce en la incineradora. Fue en ese momento cuando el operario se topó con el tronco. Tenía los brazos y la cabeza amputados. Las piernas habían sido cortadas a la altura de las rodillas, según fuentes policiales. Como conservaba los genitales, se pudo determinar que se trataba de un varón.

Al lugar se desplazaron policías del Grupo X de Homicidios que comprobaron que se trataba de un hombre de entre 20 y 40 años. Los agentes carecían entonces de datos para identificar el cadáver, ya que carecía de tatuajes o cicatrices. Se trata de un varón de raza blanca.

Huellas dactilares

Los agentes continuaron rebuscando por la basura con ayuda de operarios de Valdemingómez y hallaron las manos y los pies, por la tarde, además de un pequeño fragmento del cuerpo, según fuentes policiales. Su trabajo se centraba ayer en comprobar de qué lugar o área aproximada de la ciudad fue recogida la basura. Fuentes de la investigación ven difícil determinar el punto exacto, ya que allí son vertidas las basuras de cinco distritos de la capital.

Agentes de la Brigada de Policía Científica están pendientes de comprobar si las huellas dactilares recogidas de la mano les permite identificar al fallecido. La autopsia determinará qué instrumento fue empleada para desmembrar el cadáver.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 2005