PROGRAMAS

Les Pénélopes triunfan con un programa libre para los 'weblogs'

El grupo fue creado en 1996 por 60 feministas francesas para que se escuchara con más fuerza la voz de la mujer en Internet

Les Pénélopes son 60 feministas francesas que en 1996 abrieron una de las primeras webs europea de mujeres, donde albergan una revista mensual. También son uno de los grupos feministas con más fuerza en Internet. La semana pasada presentaron en Barcelona su programa SPIP, que permite fácilmente publicar textos en Internet.

Les Pénélopes crearon SPIP hace tres años para sus propias necesidades, pero pronto gustó y se conoció fuera de los círculos feministas, hasta hacerse un nombre entre los programas libres para publicar weblog.

El nombre SPIP no significa nada, dicen las francesas, pero su existencia es en sí misma una declaración de principios: "Cuando participamos en foros europeos, nos permite publicar una cobertura diaria en nuestra página sin importar dónde estemos. Además es muy fácil: en una tarde enseñamos a mujeres de Centroeuropa y Europa del Este cómo utilizar SPIP y ellas mismas escriben ahora en nuestra página o han creado las suyas. Por otra parte, elegimos trabajar con programas libres porque seguimos el movimiento de resistencia global y no era lógico que usásemos Microsoft. Queremos lograr que las tecnologías libres sean accesibles a las mujeres, sin webmasters, sin barreras técnicas".

Ocho años de vida

Les Pénélopes es un grupo de periodistas, de informáticas... con diferentes grados de formación técnica, que nació en 1996. Desde el principio, dicen, eligieron Internet como medio de expresión. Editan una revista mensual de contenido político, pero, en el mundo técnico, la fama les ha venido con SPIP, un programa para publicar en la web al estilo weblog, donde se da la plantilla ya hecha y la usuaria sólo tiene que rellenar los campos de título y texto. A los pocos segundos de enviarlo, el artículo aparece publicado en Internet.

SPIP lleva incluido un manual y funciona indistintamente con Windows y Linux. El objetivo es que sea fácil, flexible y que llegue a mucha gente. Una de las intenciones del grupo es que usen SPIP las mujeres de África, de Quebec o Mali. Lo importante, dicen, es ver lo que están haciendo las mujeres en el mundo.

Según las últimas estadísticas, hay más mujeres que hombres en el mundo de los weblogs, que se han convertido en la herramienta más usada por las mujeres, junto al correo electrónico. No es de extrañar entonces que el programa más popular creado por mujeres sirva, precisamente, para publicar en los cuadernos de bitácora. Pero mientras aumentan las mujeres como internautas, en el ámbito técnico la desproporción con los hombres es grande, como destacaron las Pénélopes en el debate, donde participaron mujeres del laboratorio hacker Kernel Panic.

Según las asistentes, la razón del poco interés de las mujeres por la técnica es cultural: "De pequeños, el ordenador está en la habitación del hermano, los videojuegos son masculinos y la informática se percibe como algo autista, poco comunicativo". Otra añadía: "A las mujeres no nos gusta la informática por la informática, el tocar cables, arreglar cosas, sino que la vemos como un vehículo para algo que va más allá, algo que nos puede ayudar a crear cosas". La condición para que las mujeres se acerquen a la técnica es, según las Pénélopes, "hacerla más amable".

Kernel Panic propuso dar un curso de aparatos para mujeres: "Ver un ordenador por dentro puede humanizarlo; ves que es como un cuerpo humano y deja de parecer tan frío".

LES PÉNÉLOPES: www.penelopes.org KERNEL PANIC: www.sindominio.net/kernelpanic

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de septiembre de 2004