ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 31 de agosto de 2004

Elorza comunica a la Real que el Gipuzkoarena "pertenece ya al pasado"

M. O. San Sebastián 31 AGO 2004

Archivado en:

"El Gipuzkoarena pertenece ya al pasado". Con estas palabras rechazó ayer el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, la gran operación urbanística que pretendía la Real Sociedad en el estadio de Anoeta para ampliar su aforo en 10.000 localidades y acercar las gradas al terreno de juego eliminando las pistas de atletismo. El equipo de gobierno municipal considera que se trata de una "propuesta sobredimensionada". Elorza, acompañado por el resto de los ediles socialistas, dio a conocer en una rueda de prensa los "principios y criterios estratégicos para replantear la operación Gipuzkoarena". Tales principios figuran en un documento de doce puntos que abre un nuevo proceso para la reforma de Anoeta a través de "una solución razonable y sostenible".

El regidor aseguró que su propuesta ya ha sido remitida al club realista, a la Diputación guipuzcoana y a los grupos políticos locales. Aclaró que la remodelación sólo se hará con "rigor técnico, seguridad jurídica y económica y transparencia".Elorza garantizó que la ampliación de Anoeta no se realizará en los términos de la propuesta del club, que consideró "sobredimensionada en altura y volumen". Incluso rechazó de plano el nombre Gipuzkoarena elegido por la Real, a cuyo presidente, José Luis Astiazaran, invitó a rebajar notablemente sus pretensiones: "Es imprescindible reconsiderar la envergadura" del nuevo estadio.

La entidad blanquiazul -una sociedad anónima deportiva- presentó en enero un proyecto que suponía derribar el actual Anoeta para construir un campo nuevo con un aforo de 42.000 localidades y cuatro torres en sus esquinas. Su coste inicial, cifrado en 102 millones de euros, se financiaría explotando 68.000 metros cuadrados de uso comercial.

El Gipuzkoarena, así concebido, no saldrá adelante, recalcó Elorza. El Ayuntamiento pone a la Real una condición previa a iniciar cualquier trámite de reforma: deberá "documentar con un estudio la previsión del incremento en el número de abonados que puede conseguir para justificar la ampliación". El pasado domingo, al primer partido de Liga contra el Levante acudieron al estadio unos 23.000 espectadores.

El nuevo proyecto tendrá además que estar avalado por un estudio de viabilidad económico-financiera y "un plan de ejecución por fases" que permita no paralizar el desarrollo de la Liga y la reubicación del centro cultural Ernest Lluch, que actualmente ocupa uno de los laterales del estadio.

"Que se dedique a los goles"

El primer edil avisó a los directivos de la Real de que el consistorio "no aceptará que nadie le imponga las condiciones de una operación urbanística. La Real, que se dedique a meter goles". Elorza fue rotundo al afirmar que la institución que encabeza no aceptará "ni la vida de la subvención, ni la cesión gratuita de aprovechamientos urbanísticos lucrativos en el estadio".

La adjudicación de la reforma se realizará mediante "concurso público, favoreciendo la libre concurrencia de empresas". De acuerdo con los criterios aprobados por la Junta de Gobierno el pasado viernes, la empresa adjudicataria financiaría el coste de la obra con los recursos que obtenga de los nuevos locales que se crean para actividades terciarias, "cuya explotación cedería [la sociedad municipal] Anoeta Kiroldegia en régimen de alquiler o derecho de superficie por 50 años". Y sentenció: "Ni la Real puede ser adjudicataria ni se cede una parte de la propiedad a nadie".

El club replicó después que varias de las condiciones planteadas por Elorza "ya están recogidas y habladas" en las cuatro reuniones que han mantenido ambas partes este verano. La Real ha rediseñado la remodelación rebajando la altura de las cuatro torres a 11 pisos. Desaparece la posibilidad de destinar una esquina a hotel y se reduce en un 40% la superficie para usos terciarios. El coste bajaría de 102 a 85 millones.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana