Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU expulsa a un diputado regional de Madrid por llevar a un viaje oficial a una supuesta "asesora"

El diputado de IU en la Asamblea de Madrid Miguel Reneses deberá dejar su escaño antes de las 15.00 horas de mañana si no quiere ser expulsado también de la coalición. Reneses acudió a un viaje

oficial organizado por la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid acompañado de una mujer cuya presencia no estaba justificada. IU considera que el comportamiento de su diputado no fue correcto, por lo que le exige su acta.

El viaje, organizado para estudiar la posible implantación en la Comunidad de Madrid del modelo de metro ligero utilizado en Francia, consistió en tres días y dos noches en las que tanto el consejero Francisco Granados como un nutrido grupo de periodistas y el diputado de IU y su acompañante visitaron París y Montpellier.

La acompañante de Reneses fue presentada en aquel viaje como asesora de prensa, pero el rumor de que el diputado de IU se había llevado a alguien ajeno a sus responsabilidades políticas a un viaje pagado con fondos públicos corrió como la pólvora hasta llegar al primer piso del edificio de grupos parlamentarios en la Asamblea de Madrid, donde tiene su despacho el portavoz del grupo de IU y coordinador regional de la coalición, Fausto Fernández.

La reacción fue fulminante. El grupo se puso de acuerdo en que Reneses entregara su acta de diputado. La decisión fue corroborada ayer por la Comisión Ejecutiva Regional de IU, que otorgó 48 horas de plazo al parlamentario para dejar de serlo y mantener, sin embargo, su puesto dentro del partido como vocal de la Ejecutiva Regional de IU.

Miguel Reneses manifestó a EL PAÍS ayer que no había tomado una decisión, pero aseguró que descarta "totalmente" la posibilidad de continuar sentado en el hemiciclo madrileño como diputado no adscrito a ningún partido o formar parte de un posible grupo mixto, cosa que ya hicieron los dos diputados tránsfugas del PSOE Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez. Reneses declaró en su descargo que Fausto Fernández le había dado el "visto bueno" para acudir al viaje con su acompañante. El líder regional de IU desmintió este extremo.

"Yo no llevo a nadie a un viaje y menos con 28 o 29 periodistas delante. Tan tonto no soy", manifestó Reneses, quien cree estar siendo víctima de una "conspiración" urdida por Fernández, según manifestó a Europa Press.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de junio de 2004