ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 22 de mayo de 2004
Reportaje:RUTAS URBANAS

Támesis arriba y abajo

Museos, barrios y vistas a orillas del río londinense

Un barco decorado por el artista Damien Hirst une cada media hora la Tate Britain, el London Eye y la Tate Modern. Pero también se asoman al río Vinópolis, el teatro Globe y la colección Saatchi.

Londres, ciudad de gran caudal humano -siete millones de habitantes- y humanista, se presenta como un juego de espejos donde se proyectan las imágenes más sospechadas y las más imprevisibles. La capital del Reino de Inglaterra fue, desde su época victoriana, refugio de celebridades del mundo entero. Para los mitógrafos, visitar esta ciudad ceremoniosa y vital supone escoger entre las múltiples casas o mansiones que acogieron a talentos como Richard Wagner, Henry James, Mark Twain, Charles de Gaulle, Karl Marx, Giuseppe Verdi, Sigmund Freud o Mahatma Gandhi; la contemplación de iglesias como St. Paul, St Martin-in-the-Fields o la abadía de Westminster; sus parques, los grandes cotos de caza o jardines con mansiones (Kensington, Hyde Park, Regent's Park, Greenwich) o los museos, cuyas colecciones se deben al legado de los exploradores de los siglos XVIII y XIX, o al de comerciantes y coleccionistas: la Wallace Collection, la Royal Academy of Arts, el Natural History Museum, la Torre de Londres, la National Gallery, el Courtauld Institute o la Tate Britain.

Visitar Londres en primavera permite encontrar algunas de sus estampas más atractivas. Por ejemplo, el Támesis. Lugar de ocio, fue la arteria principal del comercio desde la invasión romana hasta la década de los cincuenta, y su recorrido está plagado de referencias históricas: la reconstrucción del isabelino Globe Theatre, palacios y jardines reales, numerosos puentes y centrales eléctricas desguazadas. Los barcos de pasajeros cubren una distancia de unos 50 kilómetros, desde Hampton Court, en el oeste, hasta Thames Barrier, en el este, que recorre el llamativo Milenium Dome, lugares industriales y el dique móvil más grande del mundo. El tramo más interesante es desde Westminster hasta Tower Bridge.

Un poco más al sur del Westminster Bridge se halla la Tate Britain. Antiguamente conocida como Tate Gallery, está considerada como la colección más grande del mundo de arte británico de los siglos XVI al XXI. Hace cinco años que el arte internacional del siglo XX pasó a engrosar la colección de la Tate Modern. En la Clore Gallery se expone el magnífico Legado Turner (300 óleos y 20.000 acuarelas), cedido a la nación por el paisajista inglés J. M. W. Turner en 1851. Posee su propia entrada y permite una buena perspectiva del edificio posmodernista proyectado por James Stirling. Un poco más adelante, en el County Mall, antigua sede del Ayuntamiento londinense, se ha instalado la colección Saatchi.

Hasta la Gran Guerra, esta parte del Támesis marcaba la división entre el Londres rico y el pobre. En la ribera norte se encontraban las oficinas, las tiendas, los hoteles y los lujosos apartamentos de Whitehall y Strand, Inns of Court y el distrito de la Prensa. En el sur, sólo humeantes factorías y humildes barriadas. Llegando al puente de Blackfriars, frente a la obra maestra de Christopher Wren, la iglesia de St. Paul (imprescindible oír los coros de la misa del domingo, a las 11.30), se encuentra la Tate Modern, ubicada en la antigua Bankside. A muy pocos metros, el Globe Theatre, réplica del teatro isabelino que se terminó de construir en 1999 para recrear la experiencia de cómo se representaban las obras de William Shakespeare. La estructura circular de madera está abierta en el medio y queda al aire libre parte del teatro, aunque los asientos están protegidos. Sólo hay representaciones en verano. En la planta baja del teatro se sitúa la Shakespeare's Globe Exhibition sobre el dramaturgo inglés. Y en el restaurante se disfruta la vista sobre los antiguos muelles de Southwark.

Los arcos de Vinópolis

Muy cerca está The Anchor, el anciano pub con las mejores vistas al río. Una frase del Dr. Johnson da la bienvenida al visitante: "La posibilidad de hacerse rico más allá de los sueños de avaricia". Y para paladares más refinados, Vinópolis, una auténtica ciudad del vino a orillas del río construida dentro de unos arcos de ferrocarril victorianos. Y el corazón de Southwark, que desde los tiempos medievales hasta el siglo XVIII fue una popular zona en la búsqueda de los placeres prohibidos -estaba al sur del Támesis y fuera de la jurisdicción de las autoridades de la City (los prostíbulos fueron ocupando las casas que daban al río, y los teatros y locales de peleas de osos y perros se establecieron en la zona a finales del XVI)-, es hoy uno de los barrios más entretenidos.

La Tate Modern se alza impresionante en la antigua Bankside Power Station. Hasta su apertura en 2000, la colección Tate se repartía en tres galerías: St. Yves, Tate Liverpool y Tate Gallery (hoy, Tate Britain). Esta severa fortaleza fue diseñada en 1947 por Giles Gilbert Scott, el arquitecto del Waterloo Bridge y de las famosas cabinas rojas de teléfonos, como una moderna central eléctrica con una estructura de acero revestida de más de cuatro millones de ladrillos. La Turbina Hall fue proyectada para acomodar unos generadores enormes de petróleo. Todavía se conservan tres tanques de crudo, enterrados justo al sur del edificio.

Reformada por la pareja de arquitectos suizos Herzog & De Meuron, la entrada principal del oeste (Holland Street) se adentra en Turbina Hall. Las exposiciones temporales se encuentran en la planta 4, y la 7 posee un magnífico restaurante con vistas espectaculares. Un riverboat une el circuito Tate. Cada cuarenta minutos, un barco decorado por el artista británico Damien Hirst cose las paradas entre la Tate Britain, la noria London Eye y la Tate Modern.

GUÍA PRÁCTICA

Visitas e información

- Tate Modern

(00 44 20 78 87 80 00 y www.tate.org.uk). Bankside. Domingo a jueves, de 10.00 a 18.00; viernes y sábado, hasta las 22.00. Entrada gratuita (salvo muestras especiales).

- Tate Boat (00 44 20 78 87 88 88), el barco que une la Tate Britain y la Tate Modern, con parada en el London Eye. Precio (adult

os), 5 euros; billete para todo el día, 7,36. Salidas cada 40 minutos desde Bankside, de 9.52 a 16.40 (última vuelta, 17.36).

- The Saatchi Gallery (00 44 20 79 28 81 95 y www.sa

atchi-gallery.co.uk). County Hall; Southbank. Domingo a jueves, de 10.00 a 20.00; viernes y sábado, hasta 22.00. 12,88 euros.

- Vinópolis (00 44 87 02 41 40 40 y www.vinopolis.co.uk). 1 Bank End.

- Turismo de Londres (www.visitlondon.com), la web de turismo de Londres, ofrece listados de hoteles, museos, galerías y links a webs de transporte público y compañías de barcos por el Támesis, como www.thamesclippers.com.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana