ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 2 de abril de 2002

Pakistán anuncia la entrega a EE UU de un ayudante de Bin Laden

Detenido en Miami un egipcio que voló desde Madrid con varios cuchillos en su poder

Aunque fuentes del Pentágono no quisieron arriesgarse a confirmar la identidad, los servicios de inteligencia de Pakistán aseguran que una de las personas detenidas en los últimos días es Abu Zubaydah, uno de los tres colaboradores más cercanos de Osama Bin Laden y una de las personas que podría haberle sucedido en Al Qaeda. Abu Zubaydah fue detenido la semana pasada en operaciones antiterroristas de la policía de Pakistán en Faislabad y Lahore. Por otra parte, la policía estadounidense anunció ayer la detención en Miami de un egipcio que había viajado desde Madrid armado con cuchillos.

Palestino de 31 años, nacido en Arabia Saudí, Abu Zubaydah es teóricamente la persona encargada de hacer que las órdenes de Bin Laden se cumplan; según el FBI, cuando Bin Laden ha ordenado llevar a cabo atentados ha sido Abu Zubaydah quien ha montado la estrategia y quien ha coordinado a las células terroristas repartidas por el mundo.

EE UU no quiso dar por cerrada la identificación del detenido por miedo a tener que rectificar, como ha ocurrido en ocasiones anteriores. Pakistán asegura que el detenido ha confesado ser quien sospechaban que era. Varios de sus colaboradores le habían identificado antes por fotografías.

Abu Zubaydah recibió varios disparos en la operación policial. Ha recibido tratamiento médico y su vida no corre peligro. Pakistán ha traspasado ya su custodia a EE UU para su traslado con otros 20 detenidos a la base de Guantánamo, lo que puede ocurrir en cualquier momento. Si se confirma su identidad, Abu Zubaydah se convertiría en el detenido de mayor rango en la estructura jerárquica de Al Qaeda.

Si ése es el caso, las consecuencias podrían ser de enorme importancia, aunque sólo si el detenido se aviene a colaborar con la justicia: podría identificar a otros miembros de la organización repartidos por el mundo y posiblemente conoce también el paradero o la situación de Osama Bin Laden.

Abu Zubaydah y el antiguo líder talibán Jalaluddin Haqqani han tratado de reconstruir Al Qaeda en Pakistán desde su marcha de Afganistán. Los servicios de inteligencia de EE UU y Pakistán habían detectado en las últimas semanas una serie de contactos por correo electrónico y transferencias de fondos que indicaban una posible reconstitución del grupo central de operaciones terroristas.

A Abu Zubaydah también se le acusa de haber organizado hasta 20 atentados terroristas contra intereses estadounidenses; suya es la trama para colocar bombas en el aeropuerto de Los Ángeles durante el cambio de milenio o en un hotel de Jordania frecuentado por turistas de EE UU.

Por otra parte, un egipcio procedente de Madrid fue arrestado a su llegada a Miami, el Viernes Santo, con varios cuchillos como los que utilizaron los terroristas en los atentados del 11 de septiembre, informa Rosa Townsend desde Miami. Alí Sabra Galal Abdell logró entrar ilegalmente en Nueva York días antes de los ataques contra las Torres Gemelas, pero fue deportado en enero. Alí Sabra Galal Abdell, de 29 años, abordó el vuelo 6123 de Iberia en el aeropuerto de Barajas sin que le detectaran las armas blancas. Las autoridades de fronteras norteamericanas lo detuvieron al contrastar su nombre con la base de datos y posteriormente hallaron los cutters en su maletín de mano. Durante el primer interrogatorio Alí Sabra Galal Abdell dijo que residía en El Cairo.

Torturas

Mientras, el talibán estadounidense, John Walker, compareció ayer ante un tribunal de Virginia en una sesión que se centró en si el detenido había sufrido torturas a manos del Ejército de EE UU en Afganistán. Los abogados de Walker presentaron una fotografía en la que aparece el acusado desnudo, esposado, con los ojos vendados y atado a una camilla. La imagen fue captada en Camp Rhino, la base estadounidense en la ciudad afgana de Kandahar. Sin embargo, los fiscales negaron la existencia de torturas e insistieron en que el prisionero recibió el mismo tratamiento que se dispensa a los soldados estadounidenses.

Un soldado canadiense patrulla en Qadzi Kariz, Afganistán, una zona donde se detectó la presencia de Al Qaeda. / AP

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana