Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El pastor de la manzanilla' pedirá daños y perjuicios tras ser absuelto

El abogado de Miguel Gallegos, el pastor que fue juzgado la pasada semana por haber arrancado 190 gramos de lo que él creía manzanilla para infusiones y que en realidad era una planta protegida de Sierra Nevada, anunció ayer que reclamará daños y perjuicios a la Administración de Justicia por el sufrimiento moral que ha padecido su cliente durante más de dos años. El Juzgado de lo Penal número 3 de Granada, encargado de lo que se ha conocido como caso de la manzanilla, absolvió el lunes a Miguel Gallegos de cualquier delito al constatar que el pastor desconocía por completo que la planta que él arrancó fuese una especie protegida.

Miguel Ruiz de Almodóvar, el letrado de Miguel Gallegos, manifestó ayer que todo el proceso al que fue sometido el pastor, y en el que el Ministerio Fiscal solicitaba una pena de dos años y tres meses de prisión, provocó en su defendido una gran angustia de forma innecesaria durante un largo periodo de tiempo. La intención del defensor es pedir responsabilidades de tipo patrimonial.

También estudia la posibilidad de pedir responsabilidades penales contra el fiscal que llevó el caso, José Cruz Müller, quien, después de más de dos años manteniendo la petición de prisión para el pastor, decidió en el último momento, antes de que se celebrara la vista, rebajar la petición de pena a tan sólo una multa de 45.000 pesetas, petición a la que ni siquiera accedió el juez que ha dictado sentencia.

El juez desestima la tesis de la fiscalía de que existió un error de prohibición vencible, es decir, de que el pastor tuvo la oportunidad de saber si cometía un delito al arrancar la planta.

La Fiscalía anunció ayer que no recurrirá la sentencia, aunque discrepa de ésta. El fiscal mantiene que Miguel Gallegos conocía que era un ilícito arrancar una planta protegida, pero desconocía las consecuencias jurídicas de este acto.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2001