ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 30 de mayo de 2001
TRAGEDIA EN LAS COLONIAS

La FAPAC pide que los escolares no practiquen actividades peligrosas

Críticas a la 'búsqueda de emociones fuertes'

Barcelona 30 MAY 2001

La FAPAC, entidad que agrupa a las asociaciones de padres, y la Fundació Catalana de l'Esplai, que representa a las entidades que trabajan en actividades de tiempo libre, emitieron ayer un extenso comunicado en el que alertan sobre algunas tendencias que consideran perniciosas.

Ambas entidades constatan 'una tendencia social a la búsqueda de emociones fuertes que afecta no sólo a los niños y adolescentes' y hacen 'un llamamiento a los educadores de tiempo libre, al profesorado y a las familias a no ceder a esta presión ambiental, que no sólo pone en peligro la seguridad física de los niños y niñas, sino que además los aboca al consumo de sensaciones impactantes en detrimento de otras experiencias educativas necesarias para el equilibrio y la madurez de las personas'.

Por esta razón, las dos entidades, ampliamente representativas de los sectores a los que pertenecen, consideran que 'no se habrían de incluir actividades de riesgo en las actividades complementarias de la enseñanza regular obligatoria'. Los padres de alumnos y la principal federación de centros de ocio infantil denunciaron que no esté regulada la práctica de actividades de riesgo 'como la escalada, la espeleología, el descenso de barrancos y otras en el marco de colonias escolares o actividades infantiles de ocio'.

Esta falta de regulación origina, en su opinión, dos situaciones de inseguridad: 'Por una parte, no es obligatorio contar con personal calificado para llevar a cabo estas actividades, y por otra, tampoco hay una normativa clara que fije o aconseje la edad mínima adecuada para participar en deportes de riesgo'.

En opinión de las organizaciones, ambas regulaciones son necesarias y 'es insostenible mantener esta ausencia de criterios, una situación en la que todo es posible con sólo una autorización escrita de los padres, quienes muchas veces desconocen el riesgo real de algunas actividades'. 'Creemos', insisten, 'que es necesaria esta regulación. En otros países europeos, como Francia, estas cuestiones están muy reguladas'.

Las dos organizaciones realizarán gestiones ante la Generalitat para conseguir que estas actividades sean reguladas.

Este suceso debe conducir, según estas entidades, a resolver el vacío de regulación que existe, nunca a cuestionar las colonias escolares, una actividad que consideran 'muy positiva y de un valor educativo especial por lo que supone de contacto directo con la naturaleza y con entornos sociales y humanos diferentes a los que conocen los niños y niñas que habitualmente viven en un entorno urbano'.

Las entidades recuerdan que 'actualmente estas actividades están muy generalizadas, cerca de un 70% de las escuelas las realizan y en general funcionan correctamente y cada vez se desarrollan con más rigor'.

'La inmensa mayoría de las actividades de colonias que se realizan en Cataluña', prosiguen, 'son actividades de acercamiento al medio rural y social que no comportan riesgos y que estimulan la autonomía y el crecimiento de los niños. Las entidades que trabajan en estas actividades de tiempo libre realizan una función social importante y tienen un amplio reconocimiento en nuestro país'.

Un monitor llega al juzgado de Vic para prestar declaración. / ALBERT ALEMANY / LA MARXA

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana