ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 21 de marzo de 2000

NEUROCIRUGÍA Innovadora intervención mínimamente invasiva Cirugía de hernia discal con anestesia local

Elena Garcia Barcelona 21 MAR 2000

La hernia discal cervical, cuyo tratamiento quirúrgico requiere anestesia general y hospitalización del paciente, puede hacerse ahora más rápidamente, con anestesia local y sin ingresar al enfermo, gracias a una nueva técnica. En el hospital de Bellvitge de Barcelona se presentó hace dos semanas esta técnica, que precisa sólo un pequeño corte en la parte anterior del cuello y reduce considerablemente tanto el tiempo de intervención como el posoperatorio. Este procedimiento requiere un instrumental especial, pero a la larga puede resultar eficiente por los costes que ahorra.

El nuevo sistema fue presentado por los doctores Francesco Pasarello, de la Universidad de Siena (Italia), y Luis López Obarrio, del servicio de Neurocirugía del hospital catalán, y se suma a la pléyade de intervenciones de cirugía mínimamente invasiva, que cada vez se atreve con intervenciones más complejas.La hernia discal cervical aparece cuando el disco intervertebral, una pieza móvil situada en la columna vertebral, se desplaza hacia la médula y la oprime provocando una pérdida de fuerza o tacto del paciente y, habitualmente, un dolor agudo.

En la actualidad la operación de hernia discal cervical dura una hora y media de promedio y requiere anestesia general. En la mayoría de los casos hace falta además la colocación de un implante (un tornillo, una placa o un injerto de hueso) y el paciente debe permanecer ingresado unos cuatro o cinco días. La recuperación total requiere habitualmente unos 20 días, si no surgen complicaciones posoperatorias.

El nuevo sistema, explica López Obarrio, "es un avance que beneficia sobre todo al enfermo, ya que consigue reducir la agresión quirúrgica a la mínima expresión". Sólo se anestesia una pequeña zona de la parte anterior del cuello donde, a través de una incisión de tan sólo un centímetro, el cirujano introduce una aguja guía hasta el disco intervertebral y lo extrae a través de unas cánulas de aproximadamente tres milímetros.

45 minutos

Con esta nueva técnica, el tiempo de la intervención quirúrgica se reduce a 45 minutos y el paciente recibe el alta hospitalaria horas después de la operación.

Según el doctor López Obarrio la hernia discal cervical aparece básicamente por dos razones: por una patología traumática, a raíz de un accidente, o por un uso inadecuado de la columna y las malas posturas, muy frecuentes en personas que trabajan muchas horas seguidas sentadas, especialmente las que trabajan con un ordenador.

La hernia discal suele presentarse en personas de edad media, entre los 30 y los 50 años. La molestia más cómún es el dolor de cuello, que se agudiza al estirarlo, y que limita su movimiento. Las molestias también pueden acabar extendiéndose al brazo, siguiendo la ramificación del nervio. La postura menos incómoda es mantener el brazo elevado detrás de la cabeza, presumiblemente porque reduce la tensión en la raíz del nervio y el dolor, aunque en muchos casos la aparición del dolor ocurre al despertar, sin que haya habido ningún traumatismo anterior.

Otras operaciones

Actualmente se realizan en el campo de la neurocirugía otras tres operaciones con anestesia local. En los casos de neuralgia, en los que la irritación del nervio trigénimo provoca un enorme dolor en la cara, muy frecuente como secuela de un herpes zóster. También en las técnicas de mapeo cerebral, en las que la anestesia local ayuda a localizar los tumores cerebrales fundamentalmente en las áreas motora y del lenguaje; y en la neurolisis, una intervención que consiste en descomprimir los nervios de la mano oprimidos por un ligamento desarrollado más de lo normal.

López Obarrio explica que el objetivo es que el nuevo sistema quirúrjico para tratar la hernia discal se implante lo antes posible y asegura que si bien no es aplicable a todos los pacientes, el gasto del material nuevo necesario queda compensado por la reducción del tiempo de hospitalización y de la anestesia aplicada. Esa decisión depende de la gerencia de los centros hospitalarios, que deberán comprobar su rentabilidad.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana