ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 13 de febrero de 2000
Elecciones 2000

El PP mantiene una ventaja de 4,3 puntos

La mayoría aprueba el pacto del PSOE e IU, que aumenta la valoración de Almunia como líder

A un mes de las elecciones, el Partido Popular posee una ventaja de 4,3 puntos sobre el PSOE en estimación de voto, casi idéntica a la registrada el pasado diciembre (4,4). El reciente acuerdo entre el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Joaquín Almunia, y el líder electoral de Izquierda Unida, Francisco Frutos, no ha provocado por el momento un significativo acortamiento de las distancias, si bien ha tenido en la sociedad una acogida de aprobación más que de rechazo, además de ilusionar al electorado del PSOE y de IU, y ha mejorado sensiblemente la valoración del secretario general del PSOE, según se desprende de un sondeo preelectoral realizado por Demoscopia para EL PAÍS sobre la base de 2.000 entrevistas.

más información

El propósito de los máximos dirigentes del PSOE y de Izquierda Unida de inyectar a sus simpatizantes ánimo de victoria y estímulo para que acudan a votar el 12 de marzo en vez de recluirse en la abstención ha producido efecto en buena medida con el acuerdo electoral y de gobierno que firmaron el pasado lunes. El 64% de quienes votaron al PSOE en 1996 y el 58% de los que apoyaron a IU tienen una opinión favorable de ese pacto. Una acogida que ha sido sensiblemente más amplia entre los simpatizantes del PSOE que entre los de Izquierda Unida. Ese desfase en cuanto a movilización del electorado de IU queda también reflejado en el hecho de que es entre los anteriores votantes de esa coalición donde se registra el porcentaje más bajo de predisposición a votar.Sea por el pacto o por otros motivos, el PSOE se beneficia en este momento de la predisposición de un significativo sector del electorado de IU para votar en esta ocasión a las candidaturas socialistas. Un 10% de los antiguos votantes de la coalición encabezada por Julio Anguita se declara dispuesto a apoyar la candidatura de Joaquín Almunia a la presidencia del Gobierno. Y sólo el 55% de quienes votaron a IU en 1996 está totalmente decidido a repetir su elección. El dato indica que entre los simpatizantes de Izquierda Unida hay en este momento una notable incertidumbre sobre qué hacer, ya que entre los populares y los socialistas son mucho más altos los porcentajes de fidelidad declarada.

Con todo, el acuerdo electoral y de gobierno entre el PSOE e Izquierda Unida no ha conseguido estrechar por el momento la distancia que el Partido Popular sacaba al Partido Socialista Obrero Español antes de que Joaquín Almunia hiciera su oferta a IU. El Partido Popular se sitúa en este momento en una estimación de voto del 41,6% -en diciembre se hallaba en el 40,9%-, mientras que el PSOE obtiene el 37,3% -hace dos meses estaba situado en el 36,5%-. Izquierda Unida ya aparece en este momento como directamente favorecida, ya que logra frenar el fuerte declive en que se encontraba, y sube del 6,7% en estimación de voto en que se encontraba en diciembre al 7,5%, aún lejano del 10,5% que obtuvo en las elecciones de 1996.

Los nacionalistas catalanes de Convergència i Unió recuperan tres décimas respecto a finales del año pasado, y se sitúan en el 4,4%, a dos décimas de sus resultados de hace cuatro años, y el Partido Nacionalista Vasco baja ligeramente respecto al mes de diciembre, pero se mantiene (1,4%) ligeramente por encima del respaldo que logró hace cuatro años. El Bloque Nacionalista Galego retrocede sensiblemente en relación con el sondeo de diciembre, pero obtiene el 1,1%, dos décimas por encima de su resultado de 1996.

Las respuestas de los ciudadanos consultados sitúan en un 79% la intención de acudir a votar con toda certeza, pero los expertos de Demoscopia calculan que la participación real oscilará entre el 74% y el 76%, algo por debajo de la registrada en las elecciones que ganó el PP, en las que acudió a votar el 77,4% de los electores.

En todo caso, la intención firme de acudir a las urnas es ahora nueve puntos superior a la registrada hace dos meses. Se trata de una buena muestra de que los ciudadanos empiezan a implicarse en el clima preelectoral, pero sin llegar a las cotas alcanzadas en 1996 a un mes de las elecciones, cuando el 83% daba por seguro que iba a ejercer su derecho de voto. Ahora, a 28 días de las votaciones, la opinión favorable de la ciudadanía sobre la situación económica y política empieza a registrar un retroceso respecto a los niveles alcanzados hace dos meses. La marcha de la economía es considerada positiva por el 44%, mientras que en diciembre suscribía esa opinión el 47%, y la situación política le parece buena o muy buena al 36%, mientras que hace dos meses se lo parecía al 40%.

A poco más de diez días para el inicio de la campaña, el 67% cree que tiene más probabilidades de ganar el PP, y sólo el 15% cree que ganará el PSOE.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana