Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
NECROLÓGICAS

Mauro Rubio Repullés, obispo

A las 11 de la mañana de hoy se celebrará el funeral y entierro en la catedral nueva de Salamanca de los restos mortales de Mauro Rubio Repullés, obispo emérito de Salamanca, que falleció ayer a los 81 años de edad y que hasta 1995 gobernó la diócesis salmanticense, a la que llegó tras ser consagrado obispo en 1964. El fallecimiento se produjo en la modesta residencia de ancianos de las Hermanistas de los Pobres, a la que se había retirado en los últimos años. El Ayuntamiento de la ciudad ha declarado tres días de luto, ya que el prelado recibió en 1994 la Medalla de Oro de Salamanca.Mauro Rubio ingresó en el seminario como "vocación tardía" tras haberse licenciado en Filosofía y Letras y fue el primer consiliario nacional de Juventud de Acción Católica. Con una dimensión progresista, una de las tareas más destacadas del obispo se relacionó con la renovación de la Universidad Pontificia en una etapa muy conflictiva, y entre 1964 y 1970 ocupó el cargo de gran canciller del centro. Monseñor Rubio Repullés abandonó el palacio episcopal para fijar la sede en un edificio de vecindad y con reducido espacio para su residencia.-

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de enero de 2000