ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 6 de junio de 1999

LA ACUSACIÓN DE LA HAYA CONTRA MILOSEVIC

El auto de procesamiento de Slobodan Milosevic y otras cuatro altas autoridades de Serbia (Nikola Sainovic, Milan Milutinovic, Dragoljub Ojdanic y Vlajko Stojiljkovic) por tres delitos de crímenes contra la humanidad y uno de violación de las leyes de guerra fue firmado por Louise Arbour, fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional de la Antigua Yugoslavia, el sábado 22 de mayo, y admitido por un juez de dicha jurisdicción el lunes 24, dos meses exactos después del inicio de los bombardeos de la OTAN sobre Yugoslavia. Arbour elaboró el auto tras una misión informativa por varios países que finalizó en Washington y en Nueva York, en la sede del Consejo de Seguridad de la ONU, patrocinador del tribunal, antes de su regreso a La Haya. Según Louise Arbour (ver entrevista en EL PAÍS, jueves 3 de junio), los servicios de inteligencia de países de la OTAN aportaron información para tomar la decisión. Esos datos, que han sido recogidos por las agencias de información y espionaje occidentales, especialmente tras el inicio de los bombardeos, no están volcados en el auto, habida cuenta de que se trata de información secreta y clasificada. Con todo, al definir a los cuatro acusados como "responsables individuales por los delitos y por los actos de sus subordinados" y acusarles de "cometer, planificar, instigar, ordenar, o ayudar e incitar en la planificación, preparación y ejecución de esos crímenes", el auto está, implícitamente, utilizando como referencia la citada información confidencial. El tribunal acusa a Milosevic y cuatro altos cargos de Serbia (uno de los cuales, el general Drajolub Ojdanic, jefe de estado mayor de las Fuerzas Armadas de la Federación Yugoslava, con responsabilidad sobre el Tercer Ejército y los cuerpos destinados en Pristina, Kosovo, acompañó a Milosevic en las conversaciones de paz de Belgrado, el pasado jueves) de asesinar 340 ciudadanos y deportar a 740.000 albanokosovares. De la cifra total de asesinados, 45 corresponden a la masacre de Racak, acaecida el 15 de enero de 1999. Todos los demás casos, 295, según la descripción, tuvieron lugar entre la mañana del 25 de marzo, que siguió a la primera noche, el 24 de marzo, de los bombardeos de la OTAN, y el 13 de abril de 1999.

Delitos contra la humanidad. Violación de las leyes o las costumbres de la guerra. 90. Desde enero de 1999 y hasta la fecha del presente acta de acusación, Slobodan MILOSEVIC, Milan MILUTINOVIC, Nikola SAINOVIC, Dragoljub OJDANIC y Vlajko STOJILJKOVIC planearon, instigaron, ordenaron, cometieron o auxiliaron e incitaron de la forma que fuere una campaña de terror y violencia dirigida contra los civiles albanokosovares que vivían en Kosovo, dentro de la República Federal de Yugoslavia (RFY). 91. La campaña de terror y violencia dirigida contra la población albanokosovar fue llevada a cabo por las fuerzas de la RFY y de Serbia actuando bajo el mando, con la incitación o con el apoyo de Slobodan MILOSEVIC, Milan MILUTINOVIC, Nikola SAINOVIC, Dragoljub OJDANIC y Vlajko STOJILJKOV. Las operaciones dirigidas contra los albanokosovares se emprendieron con el fin de eliminar una parte considerable de la población albanokosovar de Kosovo, en un esfuerzo por garantizar un control serbio continuado en la provincia. Para conseguir este objetivo, las fuerzas de la RFY y de Serbia, actuando acompasadamente, han emprendido unas operaciones bien planificadas y coordinadas según se describen en los apartados 92 a 98, que se incluyen a continuación. 92. Las fuerzas de la RFY y de Serbia han expulsado de sus casas a la fuerza y han desplazado internamente de forma sistemática a cientos de miles de albanokosovares a lo largo y ancho de la provincia. Para facilitar estas expulsiones y desplazamientos, las fuerzas de la RFY y de Serbia han creado intencionadamente un clima de miedo y opresión mediante el uso de la fuerza, amenazas de fuerza y actos de violencia. 93. En todo Kosovo las fuerzas de la RFY y de Serbia han ejercido el pillaje y saqueado los bienes personales y comerciales pertenecientes a los albanokosovares expulsados a la fuerza de sus casas. Los policías, soldados y oficiales militares han utilizado las búsquedas masivas, las amenazas de fuerza y los actos de violencia para robarles a los albanokosovares su dinero y objetos de valor, y las autoridades de los puestos fronterizos de la RFY han robado de forma sistemática a los albanokosovares que eran deportados de la provincia sus vehículos personales y otros bienes. 94. En todo Kosovo, las fuerzas de la RFY y de Serbia han ejercido una campaña sistemática de destrucción de bienes propiedad de los civiles albanokosovares. Esto se ha llevado a cabo mediante el bombardeo general de pueblos y ciudades; mediante el incendio de hogares, granjas y negocios, y mediante la destrucción de bienes personales. Como resultado de estas acciones orquestadas, pueblos, ciudades y regiones enteras han quedado inhabitables para los albanokosovares. 95. En todo Kosovo, las fuerzas de la RFY y de Serbia han atormentado, humillado y degradado a los civiles albanokosovares por medio de abusos tanto físicos como verbales. Los policías, soldados y oficiales militares han sometido de forma persistente a los albanokosovares a insultos, afrentas raciales, actos degradantes, palizas y otras formas de malos tratos físicos fundamentados en su identificación racial, religiosa y política. 96. En todo Kosovo, las fuerzas de la RFY y de Serbia han capturado y destruido de forma sistemática los documentos personales de identidad y las licencias de los vehículos pertenecientes a los civiles albanokosovares. Cuando los albanokosovares han sido expulsados a la fuerza de sus hogares y se les ha empujado hacia las fronteras de Kosovo, han sido sometidos a las demandas de entrega de sus documentos de identidad en puntos seleccionados en el camino hacia las fronteras y en las fronteras con Albania y Macedonia. Estas acciones se han llevado a cabo a fin de borrar todo registro de la presencia en Kosovo de los albanokosovares deportados y para negarles el derecho de volver a sus hogares. 97. Desde el 1 de enero de 1999, o en torno a esa fecha, y hasta la fecha del presente acta de acusación, las fuerzas de la RFY y de Serbia, actuando bajo el mando, con la incitación o con el apoyo de Slobodan MILOSEVIC, Milan MILUTINOVIC, Nikola SAINOVIC, Dragoljub OJDANIC y Vlajko STOJILJKOV han perpetrado las acciones descritas en los apartados 92 a 96, que han tenido como resultado la deportación a la fuerza de aproximadamente 740.000 civiles albanokosovares. Estas acciones se han llevado a cabo en todas las zonas de Kosovo, y estas formas y métodos se utilizaron en toda la provincia, incluyendo los siguientes municipios: a. Dakovica/Gjakove: el 2 de abril de 1999, o en torno a esa fecha, las fuerzas de la RFY y de Serbia comenzaron a obligar a marcharse a los residentes de la ciudad de Dakovica/Gjakove. Las fuerzas de la RFY y de Serbia se desplegaron por la ciudad y fueron casa por casa ordenando a los albanokosovares que abandonaran sus hogares. En algunos casos se cometieron asesinatos de personas y la mayoría de ellas fueron amenazadas de muerte. Muchas de las casas y tiendas pertenecientes a los albanokosovares fueron incendiadas, mientras que las pertenecientes a los serbios fueron protegidas. Durante el periodo comprendido entre el 2 y el 4 de abril de 1999, miles de albanokosovares que vivían en Dakovica/Gjakove y en los pueblos de los alrededores se unieron a un gran convoy, tanto a pie como conduciendo coches, camiones y tractores, y se desplazaron a la frontera con Albania. Las fuerzas de la RFY y de Serbia obligaron a los que escapaban a dirigirse por rutas organizadas de antemano, y en los puestos policiales del camino a la mayoría de los albanokosovares les secuestraron sus documentos identificativos y las matrículas de sus coches. En algunos casos se utilizaron los camiones del Ejército yugoslavo para transportar personas hacia la frontera con Albania. b. Gnjilane/Gjilan: las fuerzas de la RFY y de Serbia entraron en la ciudad de Prilepnica/Perlepnice el 6 de abril del 1999, o en torno a esa fecha, y ordenaron a los residentes a marcharse diciéndoles que la ciudad iba a ser minada al día siguiente. Los ciudadanos se marcharon e intentaron llegar a otro pueblo, pero la policía les obligó a volver. El 13 de abril de 1999, los residentes de Prilepnica/Perlepnice fueron informados nuevamente de que tenían que evacuar la ciudad al día siguiente. A la mañana siguiente, los residentes albanokosovares se marcharon en un convoy de aproximadamente 500 vehículos y se dirigieron hacia la frontera con Macedonia. Poco después de que los residentes se marcharan, las casas de Prilepnica/Perlepnice fueron incendiadas. Los albanokosovares de otros pueblos del municipio de Gnjilane/Gjilan también fueron obligados a abandonar sus casas, y se les obligó a unirse a otro convoy que se dirigía a la frontera con Macedonia. Durante el trayecto, algunos hombres fueron sacados del convoy y asesinados en la carretera. Cuando los albanokosovares llegaron a la frontera, les fueron confiscados sus documentos de identificación. c. Kosovska Mitrovica/Mitrovice: a finales de marzo de 1999, las fuerzas de la RFY y de Serbia comenzaron a moverse sistemáticamente por la ciudad de Kosovska Mitrovica/Mitrovice. Entraron en los hogares de los albanokosovares y ordenaron a los residentes que abandonaran sus casas de inmediato y se marcharan a la estación de autobuses. Algunas casas fueron incendiadas, obligando a los residentes a huir hacia otras partes de la ciudad. Durante un periodo de dos semanas, las fuerzas de la RFY y de Serbia siguieron expulsando de la ciudad a los residentes albanokosovares. Durante este periodo, las propiedades pertenecientes a los albanokosovares fueron destruidas y a los albanokosovares les robaron su dinero, vehículos y otros objetos de valor. Se repitió un patrón parecido en otros pueblos pertenecientes al municipio de Kosovska Mitrovica/Mitrovice, donde se obligó a los albanokosovares a abandonar sus hogares, seguido de la destrucción de sus pueblos a manos de las fuerzas de la RFY y de Serbia. Los residentes albanokosovares del municipio fueron obligados a unirse a los convoyes que se dirigían a la frontera con Albania. En el camino hacia la frontera, los soldados serbios, los policías y los oficiales militares les robaron sus objetos de valor y les secuestraron sus documentos de identidad. d. Orahovac/Rahovec: en la mañana del 25 de marzo de 1999, las fuerzas de la RFY y de Serbia rodearon el pueblo de Celine con tanques y vehículos blindados. Tras bombardear el pueblo, las tropas se adentraron en él, ejercieron un pillaje sistemático y saquearon todo lo que encontraron de valor en las casas. La mayor parte de los habitantes albanokosovares habían escapado a un bosque cercano antes de que llegara el Ejército y la policía. El 28 de marzo, un grupo de policías serbios obligaron a salir a los miles de personas que se escondían en el bosque. Tras obligar a los civiles a marcharse a un pueblo cercano, los hombres fueron separados de las mujeres y fueron golpeados, robados, y les quitaron todos sus documentos de identidad. Después los hombres fueron obligados a marchar a Prizren y finalmente les obligaron a ir a la frontera con Albania. El 25 de marzo de 1999, un gran grupo de albanokosovares fue a una montaña cercana al pueblo de Nagafc, igualmente en perteneciente al municipio de Orahovac/Rahovec, buscando un lugar seguro frente a los ataques de los pueblos cercanos. Las fuerzas de la RFY y de Serbia les rodearon y al día siguiente ordenaron marcharse a las 8.000 personas que habían buscado cobijo en la montaña. Los albanokosovares fueron obligados a ir a un colegio cercano y después se les obligó a dispersarse por los pueblos cercanos. Después de tres o cuatro días, las fuerzas de la RFY y de Serbia entraron en los pueblos, fueron casa por casa y ordenaron salir a la gente. Finalmente, les obligaron a volver a sus casas y les dijeron que no se marcharan. Los que no cabían dentro de las casas fueron obligados a quedarse en los coches y en los tractores que estaban aparcados en la zona. El 2 de abril de 1999, las fuerzas de la RFY y de Serbia comenzaron a bombardear los pueblos, matando a varias personas que habían estado durmiendo en los tractores y los coches. Los que sobrevivieron se dirigieron hacia la frontera con Albania. Al pasar por otros pueblos albanokosovares, que habían sido destruidos, fueron provocados por los soldados serbios. Cuando los ciudadanos del pueblo llegaron a la frontera, les quitaron todos sus documentos de identificación. e. Pec/Peje: los días 27 y 28 de marzo de 1999, en la ciudad de Pec/Peje, las fuerzas de la RFY y de Serbia fueron de casa en casa obligando a marcharse a los albanokosovares. Algunas casas fueron incendiadas y dispararon a una serie de personas. Los soldados y la policía se estacionaron en cada calle obligando a los albanokosovares a dirigirse al centro de la ciudad. Cuando llegaron al centro de la ciudad, los que no tenían ni coches ni vehículos fueron obligados a subir en autobuses o camiones y les enviaron a la ciudad de Prizren. A las afueras de Prizren, los albanokosovares fueron obligados a bajarse de los autobuses y a andar aproximadamente 40 kilómetros hasta llegar a la frontera con Albania, donde les obligaron a entregarle sus documentos de identificación a los policías serbios. f. Pristina/Prishtine: el 1 de abril de 1999, o en torno a esa fecha, la policía serbia se dirigió a los hogares de los albanokosovares de la ciudad de Pristina/Prishtine y obligó a los residentes a marcharse en cuestión de minutos. Durante el transcurso de estas expulsiones obligadas, varias personas fueron asesinadas. Muchos de los que fueron obligados a salir de sus hogares se fueron directamente a la estación de tren, mientras que otros buscaron cobijo en los vecindarios cercanos. Cientos de albaneses étnicos, guiados por la policía serbia durante todo el camino, se congregaron en la estación de tren y después fueron hacinados en trenes o autobuses tras una larga espera durante la cual no se les proporcionó ni comida ni agua. Los que estaban en los trenes llegaron hasta General Jankovic, un pueblo cercano a la frontera con Macedonia. Durante el trayecto, a muchas personas les quitaron sus documentos de identificación. Después de bajar de los trenes, la policía serbia dijo a los albanokosovares que anduvieran por las vías para entrar en Macedonia porque el terreno de los alrededores había sido minado. Los que intentaron esconderse en Pristina/Prishtine fueron expulsados unos días más tarde de modo parecido. Durante el mismo periodo, las fuerzas de la RFY y de Serbia entraron en los pueblos pertenecientes al municipio de Pristina/Prishtine y allí golpearon y mataron a muchos albanokosovares, les robaron su dinero, bombardearon sus propiedades e incendiaron sus hogares. Muchos de los ciudadanos fueron llevados en camión hasta Glogovac, en el municipio de Lipljan/Lipjan. Desde allí fueron transportados en tren hasta General Jankovic y anduvieron hasta llegar a la frontera con Macedonia. A otros, después de llegar hasta la ciudad de Urosevac/Ferizaj, la policía serbia les ordenó subirse al tren que iba a General Jankovic, desde donde anduvieron para cruzar la frontera y entrar en Macedonia. a. Prizren: el 25 de marzo de 1999, el pueblo de Pirana fue rodeado por las fuerzas de la RFY y de Serbia, por los tanques y varios vehículos militares. El pueblo fue bombardeado y varios residentes fueron asesinados. Posteriormente, la policía entró en el pueblo e incendió las casas de los albanokosovares. Después del ataque, los ciudadanos que quedaban abandonaron Pirana y se dirigieron a los pueblos de los alrededores. Algunos de los albanokosovares que escapaban hacia Srbica fueron asesinados o heridos por los francotiradores. Después las fuerzas serbias lanzaron una ofensiva en el área de Srbica y bombardearon los pueblos de Retie Ulet, Reti y Randobrava. Los ciudadanos albanokosovares fueron obligados a abandonar sus casas y fueron enviados a la frontera con Albania. A partir del 28 de marzo de 1999, en la misma ciudad de Prizren, los policías serbios fueron de casa en casa ordenando a los residentes albanokosovares que se marcharan. Fueron obligados a unirse a los convoyes de vehículos y personas que viajaban a pie hacia la frontera con Albania. En la frontera, los policías serbios les quitaron todos los documentos personales. b. Srbica/Skendaraj: el 25 de marzo de 1999, o en torno a esa fecha, los pueblos de Vojnik, Lecina, Klladernica, Turiqevc Broje e Izbica fueron destruidos con incendios y bombardeos. Un grupo de aproximadamente 4.500 albanokosovares de estos pueblos se unieron a las afueras del pueblo de Izbica, donde los miembros de las fuerzas de la RFY y de Serbia reclamaron al grupo que les dieran el dinero y separaron a los hombres de las mujeres y los niños. Después, una gran cantidad de hombres fueron asesinados. Las mujeres y los niños que sobrevivieron fueron desplazados como grupo hacia Vojnik, y después, hacia la frontera con Albania. c. Suva Reka/Suhareke: en la mañana del 25 de marzo de 1999, las fuerzas de la RFY y de Serbia rodearon la ciudad de Suva Reka/Suhareke. Durante los días siguientes, los agentes de policía fueron casa por casa, amenazando a los residentes albanokosovares y sacando a muchas personas de sus hogares a punta de pistola. Las mujeres, los niños y los ancianos fueron expulsados por la policía y después las fuerzas de la RFY y de Serbia asesinaron a una serie de hombres. Los albanokosovares fueron obligados a escapar en camiones, tractores y remolques hacia la frontera con Albania. Al cruzar la frontera les quitaron todos sus documentos y su dinero. El 31 de marzo de 1999, aproximadamente 80.000 albanokosovares desplazados de los pueblos pertenecientes al municipio de Suva Reka/Suhareke se congregaron cerca de Bellanice. Al día siguiente, las fuerzas de la RFY y de Serbia bombardearon Bellanice, obligando a las personas desplazadas a escapar hacia la frontera con Albania. Antes de cruzar la frontera, les quitaron todos sus documentos de identificación. d. Urosevac/Ferizaj: durante el periodo comprendido entre el 4 y el 14 de abril de 1999, las fuerzas de la RFY y de Serbia bombardearon los pueblos de Softaj, Rahovica, Zltara, Pojatista, Komoglava y Sojevo, asesinando a una serie de residentes. Después del bombardeo, entraron vehículos militares y de la policía y ordenaron a los residentes que se marcharan. Después de que los ciudadanos abandonaran sus hogares, los soldados y la policía incendiaron las casas. Los ciudadanos que fueron desplazados se unieron a un convoy que se dirigía hacia la frontera con Macedonia. En la frontera les quitaron todos sus documentos de identificación. 98. Desde el 1 de enero de 1999, o en torno a esa fecha, y hasta la fecha del presente acta de acusación, las fuerzas de la RFY y de Serbia, actuando bajo el mando, con la incitación o con el apoyo de Slobodan MILOSEVIC, Milan MILUTINOVIC, Nikola SAINOVIC, Dragoljub OJDANIC y Vlajko STOJILJKOV han asesinado a cientos de civiles albanokosovares. Estos asesinatos han tenido lugar de forma generalizada o sistemática a lo largo y ancho de la provincia de Kosovo y han tenido como resultado la muerte de innumerables hombres, mujeres y niños. Entre los incidentes de asesinatos en masa se encuentran los que se incluyen a continuación: a. El 15 de enero de 1999, o en torno a esa fecha, a primera hora de la mañana, el pueblo de Racak (perteneciente al municipio de Stimlje/Shtime) fue atacado por las fuerzas de la RFY y de Serbia. Tras el bombardeo perpetrado por las unidades VJ, la policía serbia se adentró en el pueblo unas horas más tarde, pero aún en la mañana, y emprendió una búsqueda casa por casa. Los ciudadanos, que intentaron escapar de la policía serbia, fueron disparados por toda la ciudad. Un grupo de aproximadamente 25 hombres intentó esconderse en un edificio, pero fue descubierto por la policía serbia. Fueron golpeados y posteriormente les llevaron a una colina cercana, donde los policías les dispararon hasta matarles. En conjunto, las fuerzas de la RFY y de Serbia asesinaron aproximadamente a 45 albanokosovares tanto en Racak como en sus alrededores. (Las personas asesinadas cuyos nombres se conocen se incluyen en el Anexo A, que se adjunta como apéndice del presente acta de acusación). b. El 25 de marzo de 1999, o en torno a esa fecha, las fuerzas de la RFY y de Serbia atacaron el pueblo de Bela Crkva (perteneciente al municipio de Orahovac/Rahovec). Muchos de los residentes de Bela Crkva escaparon al cauce de un río de las afueras del pueblo y buscaron refugio bajo un puente ferroviario. Cuando otros ciudadanos se aproximaban al puente, una patrulla de la policía serbia abrió fuego sobre ellos matando a 12 personas, entre las que se incluían 10 mujeres y niños. Después la policía ordenó a los ciudadanos restantes que salieran del cauce, y en ese momento los hombres fueron separados de las mujeres y los niños. La policía ordenó a los hombres que se desnudaran y después les robaron sistemáticamente todos sus objetos de valor. Posteriormente ordenaron a las mujeres y los niños que se marcharan. El médico del pueblo intentó hablar con el comandante de policía, pero le dispararon y le mataron, al igual que a su sobrino. Después ordenaron a los demás hombres que volvieran al cauce. Después de que lo hicieran, la policía abrió fuego sobre ellos, matando aproximadamente a 65 albanokosovares. (Las personas asesinadas cuyos nombres se conocen se incluyen en el Anexo B, que se adjunta como apéndice del presente acta de acusación). c. El 25 de marzo, o en torno a esa fecha, los pueblos de Velika Krusa y Mali Krusa/Krushe e Mahde y Krushe e Vogel (pertenecientes al municipio de Orahovac/Rahovec) fueron atacados por las fuerzas de la RFY y de Serbia. Los residentes del pueblo se refugiaron en una zona boscosa de las afueras de Velika Krusa/Krushe e Mahde, donde pudieron observar cómo la policía sistemáticamente saqueaba y después incendiaba las casas de los ciudadanos. En la mañana del 26 de marzo de 1999, o en torno a esa fecha, la policía serbia localizó a los ciudadanos en el bosque. La policía ordenó a las mujeres y niños que se fueran de la zona y se marcharan a Albania. Después la policía buscó a los hombres y a los chicos y les quitaron sus documentos de identidad, después de lo cual les obligaron a andar hasta una casa deshabitada entre el bosque y Mali Krusa/Krushe e Vogel. Cuando los hombres y los chicos ya estaban reunidos dentro de la casa, la policía serbia abrió fuego sobre el grupo. Después de varios minutos de disparos, la policía apiló montones de heno sobre los hombres y los chicos y les prendió fuego a fin de quemar los cuerpos. Como resultado de los disparos e incendio, la policía serbia asesinó aproximadamente a 105 hombres y chicos albanokosovares. (Las personas asesinadas cuyos nombres se conocen se incluyen en el Anexo C, que se adjunta como apéndice del presente acta de acusación). d. En la tarde del 26 de marzo de 1999, o en torno a esa fecha, en la ciudad de Dakovica/Gjakove, los pistoleros serbios entraron en una casa de la calle Ymer Grezda. Las mujeres y los niños que se encontraban dentro de la casa fueron separados de los hombres, y les ordenaron que fueran al piso de arriba. Después, los pistoleros serbios dispararon hasta matar a los 6 hombres albanokosovares que se encontraban en la casa. (Los nombres de las personas asesinadas se incluyen en el Anexo D, que se adjunta como apéndice del presente acta de acusación). e. El 27 de marzo de 1999, o en torno a esa fecha, durante la mañana, las fuerzas de la RFY y de Serbia atacaron el pueblo de Crkolez/Padalishte (perteneciente al municipio de Istok/Istog). Cuando las fuerzas entraron en el pueblo fueron disparando a las casas y a los ciudadanos que intentaban escapar. Ocho miembros de la familia Beke IMERAJ fueron obligados a salir de su hogar y fueron asesinados delante de su casa. Otros residentes de Crkolez/Padalishte fueron asesinados en sus hogares y en la cuenca de un río cercano al pueblo. En conjunto, las fuerzas de la RFY y de Serbia asesinaron aproximadamente a 20 albanokosovares de Crkolez/Padalishte. (Las personas asesinadas cuyos nombres se conocen se incluyen en el Anexo E, que se adjunta como apéndice del presente acta de acusación). f. El 27 de marzo de 1999, o en torno a esa fecha, las fuerzas de la RFY y de la República de Serbia atacaron el pueblo de Izbica (perteneciente al municipio de Srbica/Skenderaj). Varios miles de residentes del pueblo se refugiaron en una pradera de las afueras del pueblo. El 28 de marzo de 1999, o en torno a esa fecha, las fuerzas de la RFY y de Serbia rodearon a los ciudadanos y después se les acercaron, reclamándoles su dinero. Después de que los soldados y la policía les robaran sus objetos de valor, los hombres fueron separados de las mujeres y los niños pequeños. Después a los hombres les dividieron en dos grupos, uno lo enviaron a una colina cercana y al otro lo enviaron a la cuenca de un río cercano. Posteriormente las fuerzas de la RFY y de Serbia dispararon sobre ambos grupos de hombres y aproximadamente 130 hombres albanokosovares fueron asesinados. (Las personas asesinadas cuyos nombres se conocen se incluyen en el Anexo F, que se adjunta como apéndice del presente acta de acusación). g. A primera hora de la mañana del 2 de abril de 1999, o en torno a esa fecha, la policía serbia lanzó una operación contra el distrito Qerim de Dakovica/Gjakove. Durante un periodo que se prolongó varias horas, la policía serbia entró a la fuerza en las casas de los albanokosovares del distrito Qerim, matando a los ocupantes y posteriormente incendiando los edificios. En el sótano de una casa de la calle Millosh Gilic la policía serbia disparó a los 20 ocupantes y después incendió la casa. Como resultado de los disparos y los incendios de la policía serbia, 20 albanokosovares fueron asesinados, 19 de los cuales eran mujeres y niños. (Los nombres de las personas asesinadas se incluyen en el Anexo G, que se adjunta como apéndice del presente acta de acusación). 99. Desde el 1 de enero de 1999, o en torno a esa fecha, y hasta la fecha del presente acta de acusación, las fuerzas de la RFY y de Serbia, actuando bajo el mando, con la incitación o con el apoyo de Slobodan MILOSEVIC, Milan MILUTINOVIC, Nikola SAINOVIC, Dragoljub OJDANIC y Vlajko STOJILJKOV han utilizado las formas y los métodos descritos en los apartados 92 a 98 para llevar a cabo una campaña de persecución contra la población civil albanokosovar por motivos políticos, raciales o religiosos. 100. Mediante estas acciones Slobodan MILOSEVIC, Milan MILUTINOVIC, Nikola SAINOVIC, Dragoljub OJDANIC y Vlajko STOJILJKOVIC planearon, instigaron, ordenaron, cometieron o auxiliaron e incitaron de la forma que fuere la planificación, preparación o ejecución de: CARGO 1 (Deportación) Cargo 1: Deportación, DELITO CONTRA LA HUMANIDAD, sancionable según lo previsto en el Artículo 5 (d) del Estatuto del Tribunal Internacional de Justicia. CARGO 2 (Asesinato) Cargo 2: Asesinato, DELITO CONTRA LA HUMANIDAD, sancionable según lo previsto en el Artículo 5 (a) del Estatuto del Tribunal. CARGO 3 (Asesinato) Cargo 3: Asesinato, VIOLACIÓN DE LAS LEYES O COSTUMBRES DE LA GUERRA, sancionable según lo previsto en el Artículo 3 del Estatuto del Tribunal y reconocido en el artículo 3 (1) (a) de la Convención de Ginebra. CARGO 4 (Persecución) Cargo 4: La persecución por motivos políticos, raciales y religiosos es un DELITO CONTRA LA HUMANIDAD, sancionable según lo previsto en el Artículo 5 (b) del Estatuto del Tribunal. Louise Arbour. Fiscal. 22 de mayo de 1999. La Haya, Holanda.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana