Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Riesgo potencial

El potencial de riesgo abierto por el túnel de la línea 7 en la maquinaria de alta sensibilidad del hospital Clínico es difícil de evaluar. Mientras la Consejería de Obras Públicas insiste en que la profundidad del paso (28 metros por debajo del centro) ofrece un blindaje suficiente, el gerente del Clínico y sus jefes de servicio consideran que esta cota puede no bastar por sí sola. Sostienen, por el contrario, que el campo magnético generado por el paso de una enorme masa metálica (un convoy de metro) por un túnel (también metálico) puede llegar a liberar un campo magnético capaz de alcanzar la superficie y distorsionar los resultados de ciertos aparatos electromédicos especialmente sensibles a estas fluctuaciones. "Es algo así", explica el jefe del servicio de Endoscopia, "como el efecto de un imán sobre máquinas sensibles a esta fuerza y cuya enorme precisión hace que la mínima variación descalibre el resultado". Éste sería el caso de la resonancia nuclear magnética, el TAC helicoidal (un escáner de última generación), la gamma cámara de medicina nuclear, la microscopía electrónica, los sistemas de digitalización de imagen o simplemente los monitores equipados con registradores gráficos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de octubre de 1998