ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 10 de febrero de 1998

Clinton pone en marcha el plan contra el fiscal que le acosa con el 'caso Lewinsky'

Los consejeros, asesores, abogados e incluso amigos de Bill Clinton han iniciado una campaña contra el fiscal Kenneth Starr, al que acusan de malgastar fondos públicos, presionar a los testigos y filtrar a su antojo datos de la investigación. Representantes del Partido Republicano han salido en apoyo de Starr y han criticado a quienes "se esfuerzan en buscar formas de encubrir la verdad". Según el semanario Newsweek (el primero en tener conocimiento del escándalo), un nuevo testigo dice haber oído también una grabación con mensajes de Bill Clinton a Mónica Lewinsky.Starr ha recibido también la crítica del abogado de Lewinsky, William Ginsburg, que le acusa de haber incumplido una promesa de inmunidad para su cliente. Según asegura Ginsburg en la revista Time, el fiscal llegó a enviarle una carta en la que confirmaba su deseo de aceptar el trato (inmunidad a cambio de testimonio incriminatorio); unos días después, dice Ginsburg, el acuerdo quedó roto cuando Starr exigió interrogar a Lewinsky sin la presencia de su abogado.

Varios dirigentes del Partido Republicano han comenzado a pedir con insistencia una explicación coherente por parte de Bill Clinton. "¿Hasta cuándo se va a negar a explicar su relación con Monica Lewinsky?", se preguntaba el líder republicano del Senado, Trent Lott, en la CBS: "Hasta que no explique lo que ocurrió realmente, no se va a superar el problema", dice Lott. Cuando surgió el caso, los asesores de Clinton llegaron a rogarle que hiciera una aparición pública; esos mismos asesores le ruegan ahora lo contrario, y avalan su petición con resultados de encuestas: según un sondeo de la NBC, el 58% de los ciudadanos de Estados Unidos están suficientemente satisfechos con las explicaciones de Clinton, y sólo un 38% exige una explicación más coherente a las 37 visitas de Lewinsky a la Casa Blanca.

El semanario Newsweek desvela en su última edición la existencia de un testimonio más que avalaría la versión de Linda Tripp (la amiga de Lewinsky que grabó las conversaciones del escándalo). Según esta publicación, Ashley Raines -que fue durante algunas semanas compañera de trabajo de Lewinsky- ha asegurado al fiscal que ella también escuchó la grabación de unas cintas con mensajes de Clinton a Lewinsky que ésta supuestamente conservaba. Si esto se confirmara, sería la segunda persona que dice haber oído las cintas Gunto con Linda Tripp), lo que concedería valor probatorio a esas grabaciones. Lewinsky ha sido citada a declarar el próximo jueves por el gran jurado.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana