ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 30 de septiembre de 1997
PRESUPUESTOS DEL ESTADO PARA 1998

Con la vista en Maastricht

Los países de la UE ajustan sus cuentas para entrar en el euro

Los países miembros de la Unión Europea tienen hoy como objetivo prioritario cumplir los, criterios fijados en Maastricht para formar parte de la moneda única, el euro. Los Presupuestos de los 14 aspirantes -Grecia está ya al margen de la carrera- se orientan a recortar déficit público, moderar la inflación, controlar la deuda y rebajar los tipos de interés.

ALEMANIA

El ministro federal de Hacienda, Theo Waigel, presentó ya al Parlamento Federal (Bundestag), en la primera sesión tras las vacaciones del verano, el Presupuesto para 1998 y uno complementario para 1997. El Gobierno se esfuerza por inspirar confianza y asegurar que el Presupuesto cumplirá los criterios de Maastricht, informa José Comas desde Bonn.Waigel confía en que el crecimiento de la economía rebase este año el 2,5% del producto interior bruto (PIB) y el próximo llegue incluso al 3%, pero esto no bastará para reducir el paro de forma significativa. Los agujeros son continuos y el Gobierno ha tenido que admitir este año que los gastos corrientes superan a las inversiones.

Se espera con ansiedad la próxima estimación de ingresos fiscales, prevista para noviembre, que se teme suponga el descubrimiento de otro nuevo agujero. La coalición de Gobierno se encuentra paralizada por las posiciones discrepantes de los socios sobre la subida del IVA para financiar el déficit. Los liberales se oponen a esa posibilidad y, además, piden que se rebaje un 2% el impuesto suplementario de solidaridad, creado para financiar la reunificación alemana.

FRANCIA

El Gobierno francés ha conseguido cuadrar un Presupuesto a la medida de Maastricht. Llegó al poder cuando el crecimiento previsto era del 3% y el paro frena y hasta invierte su tendencia alcista. El equipo de Lionel Jospin ha mostrado, hasta ahora con éxito, su capacidad para combinar el aumento de la presión fiscal con el anuncio de medidas populares que le suministran un buen márgen de maniobra político, informa José Luis Barbería desde París.Frente a las severas reducciones de las subvenciones familiares y el aumento de los impuestos, los socialistas oponen su compromiso de crear 3 50.000 puestos de, trabajo en el sector público y su propósito de alcanzar la semana laboral de 35 horas. El Presupuesto, que fija el déficit en el 3%, se asienta en unas previsiones optimistas como el 3% de crecimiento, el 1,4% de inflación, el mantenimiento del gasto público y el control del fraude fiscal.

ITALIA

Con una inflación bajo control, que ha pasado en sólo dos años del 5% al 2,2%, y con expectativas de seguir bajando hasta el 2% en 1998, y con un índice de paro en tomo al 12%, la obsesión del Gobierno de Romano Prodi se ha centrado en reducir el déficit a toda costa.Un agujero que en 1992 alcanzaba el 12% del PIB y que a las puertas de 1998 se situará ya en el requerido, 3%, según los observadores internacionales -el 2,8% según fuentes oficiales italianas- gracias a una operación de malabarismo contable y a un aumento de la presión fiscal, informa Lola Galán desde Roma. A estas cifras optimistas les acompaña un dato negativo, el bajo crecimiento de la economía, en torno al 1,3%.

REINO UNIDO E IRLANDA

El ministro británico de Finanzas, Gordon Brown, presentó sus primeros Presupuestos el pasado mes de julio. Según las previsiones, la economía continuará la tendencia creciente que viene experimentando desde 1992 a base de una inflación moderada (en tomo al 2,5% a finales de año), contención del gasto público y creación de empleo (la tasa se situó este mes en el 5,3%), informa Lourdes Gómez desde Londres.La cifras reflejan la fortaleza económica de la República de Irlanda. Charlie McCreevy, ministro de Finanzas, celebró recientemente el incremento del consumo, que alcanzará el 6,2% a final de año. La inflación es moderada, en línea con las proyecciones en torno al 2% para 1997, y el déficit estatal es bajo, en tomo al 0,7% del PIB, inferior a las previsiones. El desempleo, con una tasa del 12%, es el mayor problema.

BENELUX

El déficit público no es problema en el Benelux. Luxemburgo tiene superávit. Holanda hace ya tiempo que figura en la selecta lista de países que la Comisión Europea considera "virtuosos". Y en Bélgica sólo preocupa una pesadísima losa. La deuda pública cerrará este año en torno al 125% del PIB, más del doble del 60% requerido por-Maastrícht, aunque 10 puntos por debajo de la tasa de 1993, informa Walter Oppenheimer desde Bruselas. Los Presupuestos de este año se han empezado a negociar, pero aún no han entrado en vía parlamentaria. No supondrán un gran problema político, porque es un ejercicio plurianual que ya se negoció el año pasado.

AUSTRIA

Después del plan de austeridad de 1996-1997, Austria ha alcanzado los criterios de Maastricht. Con el proyecto presupuestario para los próximos dos años, presentado la pasada semana, el ministro de Finanzas, Rudolf Edlinger, intenta consolidar la economía sin introducir nuevas medidas drásticas de ahorro y evitar mayores recortes en las prestaciones de la Seguridad Social, informa Julieta Rudich desde Viena.En 1,998, el déficit bajará al 2,6% del PIB y el crecimiento, un 2,5%, será superior a los últimos años. La deuda, a su vez, ha bajado del 70,2% del PIB en 1996 al 67,5% este año. Mientras, la inflación se situará este año en el 1,4% y el próximo aumentará al 1,6%.

PORTUGAL

La favorable evolución económica lusa permitirá el ingreso de Portugal en el primer pelotón de la moneda única. A principios de este mes, el primer ministro, Antonio Guterres, anunció que el déficit del pasado ejercicio no, excedió del 3,5% del PIB, se registró un ligero crecimiento de la economía y la inflación se mantendrá este año en tomo el 2,2%, informa Javier García desde Lisboa.

SUECIA Y DINAMARCA

Los Presupuestos presentados hace una semana por el primer ministro sueco, el socialdemócrata Göran Persson, han dado un vuelco a la tendencia de austeridad que caracterizó la política económica en los últimos años, informa Ricardo Moreno desde Estocolmo.El crecimiento previsto para este año es superior al 3%. La deuda del Estado ha evolucionado favorablemente, invirtiendo la tendencia de años. En 1998 Suecia no necesitará pedir dinero prestado.

En Dinamarca, que también atraviesa un periodo de coyuntura favorable, el Gobierno socialdemócrata de Poul Nyrup Rasmussen, presentó un Presupuesto que busca el equilibrio entre el estímulo al consumo y la contención de la inflación.

FINLANDIA

Los Presupuestos del Estado, recientemente aprobados, continúan una línea algo restrictiva tendente a reducir el déficit público a un 1,5% del PIB. El buen estado general de la economía asegura un crecimiento del 4,5% para el presente año y del 3,5% para 1998.Así, Finlandia no tendrá problemas para pasar el examen del euro, informa Adrián Soto desde Helsinki. El ritmo de la inflación previsto para el presente año es del 1,2% y se espera que para 1998 aumentará hasta el 2%. Pero el desempleo, aunque viene disminuyendo ligeramente, es el mayor problema de este país y afectará al 15% de la población activa a finales de 1997 y al 13,5% en 1998.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana