ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 21 de septiembre de 1996

Los integristas asesinan en Argelia a otro cantante de 'rai'

  • Ofensiva de la guerrilla contra la música popular "impía"

La guerrilla integrista quiere silenciar en Argelia la música popular rai, a la que considera "impía". El cadáver del cantante Bechiri Buyema, de 28 años, apareció ayer en un descampado de Constantina, 600 kilómetros al este de Argel, 24 horas después de que fuera secuestrado por fundamentalistas islámicos armados. Bechiri, conocido con el sobrenombre de Cheb Aziz, es el cuarto cantante de música rai asesinado desde qué, en 1991, se inició una guerra civil que ya se ha cobrado unas 50.000 vidas..

Bechiri Buyema había sido secuestrado por un comando de cuatro islamistas el miércoles por la noche, en el popular barrio del Emir Abdelkader, en pleno centro de Constantina, cuando abandonaba una sala de fiestas en la que se había celebrado una boda. Los desconocidos introdujeron al artista, a punta de pistola, en un vehículo y desaparecieron a gran velocidad, impidiendo que sus amigos, que iban con él, pudieran seguirles.Cheb Aziz es el cuarto cantante de música rai asesinado en Argelia en los dos últimos años. El primero en caer fue Cheb Hasni, el 29 de septiembre de 1994, asesinado de dos tiros en la nuca en pleno centro de Orán, su ciudad natal. Aquellos disparos sonaron como un aldabonazo en el cada vez más reducido mundo de intelectuales y artistas que, a pesar de todas las amenazas, habían optado por quedarse y trabajar en Argelia. La siguiente muerte se produjo también en Orán seis meses después. En esa ocasión, la víctima fue un cantante y a la vez productor, Rachid Ahmed Baba, de 40 años, oriundo de Telemcén, quien regentaba en el centro de Orán un discreto negocio de productos vinculados a esta música popular. La tercera en caer fue la cantante Lila Amara, originaria de la región de la Cabilia. Los islamistas la acribillaron a tiros, en la puerta de su domicilio, cerca de Argel, junto con su esposo. Después, como en un ritual, la degollaron.

Los integristas han cumplido con estas muertes las amenazas vertidas desde hace años contra los cantantes de rai, a los que acusan de impíos y a los que en más de una ocasión han invitado a guardar silencio. Pero los islamistas no son los únicos que han intimidado a los cantantes de música rai.

. En Argelia, durante muchos años, el Gobierno del partido único Frente de Liberación Nacional, prohibió sus actuaciones y limitó las retransmisiones de sus canciones, alegando que eran obscenas, que herían la sensibilidad de la población y corrompían a la sociedad.

La tutela de los censores gubernamentales sobre los cantantes de rai se volvió a poner en evidencia a principios de año, cuando se envió a la radio y la televisión un oficio, por el que se colocaba en el índice de prohibidos al cantante Cheb Hindi, uno de los más populares y conocidos de Argelia, autor de numerosas letras interpretadas por los padres del rai, entre ellos el famoso Cheb Jaleb.

El censor acusaba a Cheb Hindi de tener sentimientos antipatrióticos, al haber popularizado una canción titulada Rompe el pasaporte, en la que el artista habla de las dificultades que tiene para conseguir un visado con el que trasladarse a Francia, para reunirse con su amada.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana