Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MAGNICIDIO EN ISRAEL

La viuda de Rabin acusa a la derecha de crear el clima propicio para el asesinato de su marido

Agrias disputas, que prometen agitar el tradicionalmente volátil ambiente político israelí, emergieron ayer con la acusación de la viuda de Isaac Rabin contra los dirigentes derechistas, a quienes responsabilizó de haber creado el clima propicio para que un fanático judío asesinase al primer ministro. Lea Rabin, en una serie de entrevistas concedidas a emisoras de radio y televisión, dirigió sus ataques contra Benjamín Netanyahu, el líder del Likud, y otros parlamentarios derechistas que habían recurrido a la violencia verbal para tratar de destruir la política pacifista de su marido.

"No hace mucho hubo una manifestación del Likud en Jerusalén en la que se presentó una efigie de Isaac, mi marido, en uniforme nazi. Netanyahu estaba allí, pero no hizo nada", declaró Lea Rabin a la cadena norteamericana, de televisión ABC. La viuda del primer ministro asesinado también recordó que los derechistas "empapelaron el país con carteles de Rabin tocado con la tradicional kufiya palestina [como la que lleva siempre Yasir Arafat y sus líderes políticos no hicieron nada". Lea Rabin dijo que en el funeral de su marido pensó en rechazar las condolencias de Netanyahu, pero que, finalmente, optó por no hacer una escena: "Traté de comportarme lo más fríamente posible"Netanyahu desmintió ayer las acusaciones de que su partido hubiese fomentado la violencia contra Rabin, a quien describió. como víctima de un "loco del sector marginal de los lunáticos", y dijo que las acusaciones constituían "una cínica incitación" contra el Likud. El líder de este partido admitió que existían profundas diferencias con el Gobierno en tomo al proceso de paz con los palestinos, pero afirmó que jamás había incitado a la violencia. "Nadie en Israel se ha enfrentado con tanto ahínco como yo a los manifestantes que gritaban: 'Rabin es un traidor' o 'Rabin es un asesino'. En toda ocasión en la que me encontraba presente conseguí acallar. a esos elementos", declaró.

"Por lo tanto, hacer aspavientos políticos con esto, intentar atribuir responsabilidades al Likud, es como plantearse si Lee Harvey Oswald [asesino del presidente norteamericano John F. Kennedy en 19631 era demócrata o republicano y luego echarle la culpa al partido", advirtió Netanyahu.

"Os mataremos a los dos"

La polémica se agudizó con otra declaración de la viuda de Rabin a la cadena CNN en la que dijo que un grupo de opositores derechistas le espetaron hace pocos días en la calle: "Espérate. En un año os mataremos a los dos en la plaza de los Reyes de Israel [el lugar donde fue abatido Rabin en Tel Aviv]. Allí quedaréis cómo Mussolini y su amante".Impertérrito ante la ola de recriminaciones, el primer ministro interino Simón Peres se dedicó plenamente ayer a la tarea de dar continuidad a la política de su antecesor y a la búsqueda de una paz real con palestinos y sirios. Tras una reunión del Gabinete, Peres anuncio que el repliegue de tropas israelíes de Cisjordania se realizará de acuerdo con el calen dario previsto, para permitir la celebración de las elecciones palestinas en enero próximo. Para ahuyentar los temores palestinos de que el asesinato de Rabin pueda retrasar los planes de retirada de Cisjordania, Peres ordenó a sus negociadores que reanuda ran de inmediato los contactos con delegados de la Autoridad Nacional Palestina en Jenín, el primer pueblo cisjordano que va a alcanzar la autonomía.

"Vamos a cumplir con el espíritu y la letra de todos los compromisos que hemos adquirido", dijo Peres en su primera declaración como primer ministro interino. "Confío en que vamos a poder hacerlo", agregó, reflejando el énfasis que Rabin había dado a sus últimas declaraciones sobre el curso de las negociaciones con los palestinos. El Gobierno de Peres tiene que demostrar celeridad en ése y en otros campos. Uno de ellos, el que está más presente en la mente de los israelíes por el momento, es el relativo a las actividades de los grupos ultranaciortalistas, como el que inspiró a Yigal Amir a disparar contra Rabin durante la manifestación pacifista del pasado sábado. Existe en Israel la impresión de que el Gobierno ha tolerado. demasiado el desarrollo. y la creciente agresividad de los extremistas judíos La radio oficial apuntaba ayer un hecho interesante: el asesinato de Rabin ha puesto de manifiesto la falta de mecanismos de seguridad e información para contrarrestar la amenaza de los extremistas judíos. Cuatro ultraderechistas fueron detenidos ayer cuando celebraban el asesinato de Rabin, según informó la radio oficial.

El Gobierno israelí se reunirá hoy para examinar los graves fallos de seguridad descubiertos en el magnicidio, que han sido confirmados por un informe interno del Shin Bet (servicios secretos).

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de noviembre de 1995

Más información

  • Peres anuncia que proseguirá el repliegue israelí de Cisjordania emprendido por su antecesor