Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'comando Madrid' burla de nuevo a la policía y asesina al general Veguillas

El Gobierno y Aznar se acusan de mantener actitudes que benefician a los terroristas

La policía estaba en máxima alerta. Sabía que el comando Madrid de ETA intentaría ensañarse para frenar la política de reinserción de presos impulsada por el ministro Belloch; pero no pudo detener a los asesinos. Ni siquiera descubrió sus movimientos. Un coche bomba con 40 kilos de amosal se llevó ayer por los aires, a las 8.45, el coche blindado en que viajaba el número cuatro de Defensa. El general Francisco Veguillas, de 68 años, perdió la vida en el acto, al igual que su chófer, Joaquín Martín Moya, y César García, tramoyista de un ballet. La explosión fue tan violenta que causó, además, 20 heridos y enormes destrozos en 42 edificios.

ETA burló ayer todos los dispositivos de alerta montados por la policía y los servicios secretos del Ejército. A primera hora de la mañana, cuando el coche del general Veguillas rodeó la plaza de Ramales, próxima a la de Oriente, un terrorista pulsó el mando a distancia y accionó el coche bomba, un Ford Sierra cargado con 40 kilos de amosal robado recientemente.La onda expansiva lanzó contra la acera opuesta el pesado automóvil ocupado por el general y su chófer y alcanzó también a César García Contonente, un trabajador de 24 año! que descargaba el atrezzo de un ballet. El cadáver descuartizado del joven quedó colgado de un balcón del primer piso de un inmueble.

Los servicios de urgencia atendieron también a 20 heridos, cuatro de ellos graves, entre los que figuran los dos guardias civiles de escolta que ' viajaban en otro vehículo. La bomba afectó a 42 edificios, en los cuales existen 310 viviendas, 44 locales comerciales y 17 oficinas, según el Ayuntamiento: Ayer mismo comenzó la reparación de los desperfectos.

Los ministros de Defensa, Julián García Vargas, y de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, acudieron inmediatamente. Belloch acusó a José María Aznar, líder del PP, de favorecer con sus declaraciones a los terroristas. Momentos antes, el líder de la oposición había criticado duramente la política antiterrorista de Belloch. Páginas 13 a 15 Editorial en la página 10

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de julio de 1994

Más información

  • Un coche bomba de ETA con 40 kilos de amosal mata a tres personas y hiere a otras 20