Siete devaluaciones desde 1959

La devaluación de la peseta de ayer representa la séptima desde 1959. Las anteriores se produjeron en septiembre de 1992, en 1982, 1977, 1976, 1967 y 1959.La primera devaluación de la peseta ocurrió en 1959. En ese año, la medida se aprobó como consecuencia del plan de estabilización y fue Mariano Navarro Rubio, ministro de Hacienda, el que decidió llevar a cabo esta medida, situando la moneda española en 60 pesetas frente al dólar.

En 1967, el ministro Juan José Espinosa San Martín anunció una nueva devaluación. La depreciación, en esa ocasión, fue del 14,28% y el dólar quedó a 60 pesetas.

Durante la etapa de Alberto Monreal Luque en el Ministerio de Hacienda, y como consecuencia de dos devaluaciones del dólar, en España se produjo el efecto contrario con dos revaluaciones de la peseta: en diciembre de 1971 -8,7%, al quedar el dólar en 64,47 pesetas- y en febrero de 1973 -un 11,1%- La crisis energética aconsejó la libre flotación de la peseta en enero de 1974.

En 1976, cuando era ministro de Hacienda Juan Manuel Villar Mir, se decidió otra revaluación de la peseta, que fijó un cambio respecto al dólar de 66,54 pesetas al comprador y 66,60 al vendedor.

En 1977, con Enrique Fuentes Quintana de vicepresidente económico, se produjo la mayor devaluación de la peseta, un 24,87% respecto al dólar que pasó a valer 87,30 pesetas para el comprador y 97,5 para el vendedor. En 1978, la moneda española recuperó el 8,5% de lo perdido en la devaluación de 1977, y al año siguiente recuperó otro 1, 1 %. Pero en 1980 la peseta perdió, hasta el mes de noviembre, un 10% frente a las demás monedas.

En 1982, nada más acceder al Ministerio de Economía y Hacienda Miguel Boyer, la peseta -entonces estaba fuera del SME-, se devaluó un 8% y la cotización del dólar quedó en 127,10 pesetas.

El 15 de octubre de 1978, el Banco de España realizó una revalorización técnica de la peseta en un 2% frente al dólar y un 0,8% frente al marco.

Hace tan sólo dos meses, el pasado 17 de septiembre, España accedió a devaluar la peseta un 5% frente al resto de monedas del Sistema Monetario Europeo. El tipo de cambio de la moneda española respecto al ecu (unidad de cambio europea) se fijó, entonces, en 139,76 pesetas y en 68,42 con respecto al marco alemán.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de noviembre de 1992