ELA-STV refuerza su hegemonía en Euskadi al resolver una antigua escisión

El sindicalismo nacionalista histórico del País Vasco recuperó ayer su unidad después de 14 años de división, al fusionarse la central mayoritaria de la comunidad autónoma, ELA-STV, y una rama escindida denominada con las mismas siglas y el añadido Askatuta (independiente). La resolución del conflicto permite a ELA reforzar su hegemonía en Euskadi en víspera de las elecciones sindicales.El acuerdo fue suscrito en Bilbao por los dos secretarios generales, José Elorrieta y Josu Bilbao, respectivamente. La ruptura entre ambas confederaciones en los primeros años de la transición estuvo relacionada con la pugna por el poder en la propia ELA-STV y en el Partido Nacionalista Vasco. La organización ampliamente mayoritaria evolucionó hacia posiciones más progresistas y de mayor independencia política, mientras la rama llamada independiente ponía el acento en el carácter nacionalista del sindicato.

ELA-STV Askatuta tiene implantación en algunas grandes empresas industriales de Vizcaya y contaba con unos 300 delegados sindicales.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de julio de 1990