Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Mosad israelí utilizó como agentes a ex militares nazis

El ex jefe de los servicios secretos de Israel (Mosad), Iser Harel, reveló ayer que varios militares nazis sirvieron a esa organización como espías en Estados árabes. Harel formuló sus declaraciones al diario independiente Haaretz a raíz de las noticias sobre las actividades del legendario coronel austriaco Otto Skorzeny, reclutado por el Mosad en Madrid para desbaratar un programa de construcción de cohetes en Egipto.Según la revista israelí Matara (Objetivo), especializada en asuntos militares y de espionaje, Skorzeny cooperó con los servicios secretos en 1963, cuando residía en el paseo de la Castellana de Madríd, hasta donde llegaron los agentes del Mosad. Según la revelación del semanario Matara, que aparecerá el próximo fin de semana, Skorzeny y su mujer invitaron a cenar a los agentes israelíes, que permanecieron en su hogar hasta la mañana del día siguiente.

Skorzeny, que era por entonces representante de varias empresas alemanas en España, aceptó persuadir a uno de sus ex subordinados, que servía al presidente Nasser de Egipto, para que cesara en sus funciones como técnico del programa balístico.

"Otto Skorzeny ayudó al Mosad a reclutar a otro nazi que trabajó a sus órdenes durante la II Guerra Mundial, de forma que através suyo se pudo llegar a un científico alemán que estaba trabajando en un proyecto de misiles contra Israel", dijo el historiador Amnon Kava en el semanario Matara. Según la misma ín formación, Skorzeny trabajó para el Mosad porque temía se secuestrado y llevado a juicio a Israel, como Adolf Eichmann secuestrado en Argentina por agentes israelíes en 1950 y posteriormente ejecutado en Israel.

Skorzeny dirigió una unidad especial que logró rescatar a Benito Mussolini en 1913, operación por la que fue condecorado con la Cruz de Hierro. En el proceso de Nuremberg fue condenado a prisión en un campo de prisioneros norteamericano, del que escapó en 1948. Skorzeny se refugió después en Madrid, donde ayudó a numerosos nazis a escapar a países latinoamericanos árabes.

Se cree que Skorzeny, que dirigió una unidad de comandos de las SS de Adolfo Hifler, compró su vida a cambio de ese favor que cumplió citando al técnico en Madrid. Un ex jefe de los servicios secretos israelíes confirmo ayer la noticia al diario independiente Iediot Ajronot, pero no dijo durante cuánto tiempo Skorzen sirvió al Mosad. Skorzeny falleció en Madrid en 1975, vario años después de finalizar la operación Damocles con la salida de Egipto de todos los técnicos militares de la República Federal di Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de septiembre de 1989

Más información

  • El coronel Skorzeny fue reclutado en Madrid en 1963