Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Alcalá denuncia la muerte de centenares de peces en el río Henares

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares (Madrid) ha comunicado a la Confederación Hidrográfica del Tajo, al Icona y a la Comunidad Autónoma de Madrid el descubrimiento de varios centenares de peces muertos en el río Henares, observados al paso del río por aquella ciudad. Asimismo señala que la contaminación proviene, en este caso, del término de Azuqueca (Guadalajara). Fuentes oficiales de dicha corporación, que ha realizado una inversión de más de 500 millones de pesetas para conseguir una correcta depuración de las aguas, expresan su queja ante el descontrol de los vertidos urbanos e industriales de otros municipios que también afectan al río Henares.

La investigación realizada por los equipos técnicos municipales de Salud y Medio Ambiente de Alcalá de Henares señalan que la contaminación "tuvo que originarse por vertidos de la empresa Tudor en el municipio de Azuqueca (Guadalajara), porque más arriba ya no había peces muertos y más abajo de esta empresa no hay industrias que viertan al Henares a su paso por Alcalá, a excepción de una que está controlada".En la tarde del pasado 24 de abril se observó un gran número de carpas, a la altura de la presa de Esgaravita, boqueando en la superficie y arrastradas por la corriente, según se explica en los mencionados escritos. Al día siguiente se vieron muchos más peces muertos y moribundos al paso del río por el tramo urbano de Alcalá. El ojeo del río permitió fijar que, aguas arriba del puente de Zulema hacia Guadalajara, en todo el tramo correspondiente al término municipal de Alcalá de Henares, incluso más arriba del único vertido alcalaíno que queda en esta zona, el de la empresa Fibras Minerales, había peces muertos. Ello excluía que la contaminación se hubiera producido en este punto.

Jesús Pajares, concejal responsable de Aguas y Saneamiento de Alcalá, ha precisado que "no obstante, tenemos muy controlada a esta empresa, porque es la única que aún no está conectada a la red de colectores que vierten aguas abajo de la ciudad, recientemente terminados, y sus vertidos no son contaminantes, aunque tienen mal aspecto". Los citados escritos señalan también que se continuaron encontrando peces muertos "en el puente de Santos de la Humosa y más arriba, pero siempre aguas abajo del vertido de la empresa Tudor en Azuqueca (Guadalajara)".

Las autoridades alcalaínas han iniciado análisis químicos de muestras de agua tomadas en el Henares. También han sido observadas algunas de las carpas muertas recogidas. El resultado de los análisis "se conocerá dentro de cuatro o cinco días", señala Jesús Pajares.

Descontrol

Un portavoz del Ayuntamiento de Alcalá ha manifestado la preocupación de la corporación municipal por "el descontrol de los vertidos de aguas urbanas e industriales en otros municipios que también afectan al río Henares". La contaminación del río y la muerte de peces advertida en los pasados días "no es nueva, sino que se suele producir todos los años por las mismas fechas de Semana Santa", según informa Jesús Pajares. "Como en Alcalá no habían entrado en funcionamiento los colectores del plan de saneamiento integral, resultaba muy difícil determinar en qué tramo del Henares se había producido el vertido contaminante, pero este año ha sido distinto", añade el concejal.Las obras de la red de cuatro colectores para la depuración de las aguas de Alcalá de Henares y su vertido aguas abajo del casco urbano quedaron prácticamente culminadas el pasado martes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de mayo de 1984

Más información

  • Vertidos de industrias de Guadalajara ocasionan la contaminación