Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
NAVARRA

Nuevo temblor de tierra en las afueras de Pamplona

La mayor parte de los vecinos del poblado de Potasas de Navarra, han pasado las dos últimas noches fuera de sus viviendas ante los movimientos sísmicos que se han producido en Navarra, y que han tenido especial incidencia en esta zona distante unos diez kilómetros de Pamplona.El último temblor de tierra, se registró a las 0.15 horas de la madrugada de ayer y alcanzó una intensidad de 3,5 grados de la escala de Richter, según datos facilitados por el Observatorio geofísico de Toledo.

Aunque este último movimiento sísmico, considerado de réplica, del que tuvo lugar el martes y que alzanzó una intensidad de cinco grados, fue de una duración muy breve, hasta el punto de que no se apreció notablemente en Pamplona y localidades próximas, hizo que los vecinos del poblado de Potasas salieran de sus casas para pasar la noche en roulottes, coches, o en algún garaje. Escenas similares se pudieron contemplar en Astraín, donde, en numerosas viviendas y en la iglesia parroquial se han producido grietas.

En el caso concreto de la parroquia de Astraín, ésta se encuentra cerrada desde hace casi un año y ahora con los nuevos movimientos ha sufrido nuevos daños, y en opinión del alcalde, con otro terremoto se puede venir abajo la iglesia. También una de las viviendas más afectadas ha sido desalojada.

Tanto los vecinos del poblado de Potasas como los de Astraín piden una explicación de lo que: está pasando, puesto que no consideran convincentes las explicaciones dadas por los geólogos, de que se trata de un simple proceso de asentamiento sin mayor peligro. Exigen una información clara sobre estos movimientos que se están repitiendo con inusitada frecuencia en los últimos meses.

Los vecinos del poblado de Potasas son sin duda los más preocupados por estos temblores de tierra. Tienen ante sus casas carteles de Protección Civil que explican cómo actuar ante estas situaciones.

Ante la situación de temor provocada por los movimientos sísmicos, el gobernador civil de Navarra, Francisco Javier Ansuátegui, ha solicitado la presencia de técnicos del Observatorio Geofísico de Toledo, al objeto de que expliquen las causas y dimensiones de estos movimientos. Los técnicos llegarán a Pamplona el próximo lunes.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de junio de 1982