Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pueden llegar a 3.000 los muertos en una catástrofe ferroviaria en la India

Más de mil personas han resultado muertas en la mayor catástrofe ferroviaria de la historia de la India, acaecída en la noche del pasado sábado en el Estado de Bihar, al noreste del país. Siete de los nueve vagones que integraban el convoy descarrilaron a su paso por un puente que cruza el río Kosi, quedando sepultados bajo sus aguas. Otras fuentes citan hasta 3.000 muertos. De confirmarse estas cifras se trataría de la peor catástrofe de la historia del transporte ferroviario.El ministro de Ferrocarriles, Kedar Pandey, asegura que los muertos pueden ser contados por centenares, pero no por miles. Testigos presenciales y agencias de Prensa se inclinan por una cifra próxima a los 2.000.

El tren tenía capacidad para unas quinientas personas, pero su pasaje iba, al parecer, completamente saturado.

Un búfalo cruzado en medio de la vía fue la causa inicial del accidente. El conductor del tren, para no atropellarlo, pisó en repetidas ocasiones el freno de emergencia. Los vagones de cola se tambalearon bruscamente, separándose de la máquina y de otros dos vagones, que permanecieron sobre el puente. Las autoridades indias aceptan como buena esta versión, facilitada por el propio maquinista, y la completan asegurando que en el momento del siniestro barría la zona un poderoso huracán.

A las 48 horas de producido el accidente, apenas habían sido rescatados los cadáveres de cien pasajeros. Las tareas de salvamento se han visto dificultadas por la falta de material adecuado para situaciones de este tipo.

El Gobierno ha anunciado que indemnizará con mil rupias (unas 10.000 pesetas) a las fam ilias de cada una de las víctimas. En caso de heridas graves, estas subvenciones serán de 750 rupias, y de quinientas si las heridas son leves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de junio de 1981