ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 27 de enero de 1979

Varios heridos, tres de ellos de bala en un asalto ultraderechista a la facultad de Derecho

  • La policía ha detenido a cuatro presuntos implicados, reconocidos por testigos presenciales

Varias personas resultaron heridas ayer, tres de ellas de bala, como consecuencia de un asalto ultraderechista a las dependencias de la facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. La policía ha detenido a cuatro de los presuntos agresores, a los que les fue aplicada la ley Antiterrorista. La acción ultraderechista parece estar relacionada con el segundo aniversario de la matanza de abogados laboralistas en la calle de Atocha. El atentado fue reivindicado por un grupo fascista.

El relato de los hechos está redactado en base a la nota facilitada por el Gobierno Civil de Madrid, resumen de informaciones policiales y relatos de testigos presenciales consultados por EL PAIS. Poco antes de las doce del mediodía de ayer, alrededor de treinta personas, la mayoría enmascaradas con pasamontañas y medias, portando cascos, porras, petardos, bates de béisbol y pistolas, irrumpieron violentamente en el vestíbulo de la facultad de Derecho. Un grupo compuesto por unas veinticinco personas procedía del edificio de la biblioteca y el otro, más reducido, entró directamente por la puerta principal de acceso al vestíbulo. Durante su irrupción rompieron cristales y arrojaron botes de humo mientras se dirigían a los estudiantes que en ese momento había en la planta baja.Según testigos presenciales, media hora antes del asalto se notó en la facultad una ostensible ausencia de personas conocidas de la extrema derecha.

El origen de la agresión puede haber sido la serie de violentas disputas surgidas desde que se colocó un mural en recuerdo de los abogados laboralistas asesinados el 24 de enero de 1977 en su despacho de Atocha. Este mural ha sufrido varios atentados últimamente, borrado con pintura y cubierto con pintadas en las que se calificaba a los procesados del caso Atocha de patriotas.

Tres heridos de bala

La agresión, «vandálica y sin mediar palabra», según la nota del Gobierno Civil, se realizó de manera indiscriminada, aunque algunos testigos presenciales aseguraron haber oído a los agresores preguntar por un profesor y varios alumnos.

Los agresores atacaron a cuantas personas y objetos encontraban a su paso y se dispersaron por todo el recinto. En el aula número 1 arrojaron de ocho a diez cócteles molotov, que produjeron varios incendios y una gran humareda. Al mismo tiempo realizaron siete disparos con armas cortas. En la puerta del aula número 8 dispararon una bala que atravesó la puerta, cuando había estudiantes en ella. La enorme confusión reinante hizo escapar a los estudiantes en todas direcciones. Algunos saltaron a la calle desde el primer piso.

La policía fue avisada por empleados de la Facultad y llegó muy poco después del aviso, aunque ya había terminado el asalto, que duró alrededor de veinte minutos. También fueron avisados los bomberos, que sofocaron los incendios.

Una vez que terminó la acción de los asaltantes se avisó al hospital Clínico de San Carlos, próximo a la Ciudad Universitaria, de donde fueron enviadas ambulancias y personal sanitario. Joaquín Beriain, de dieciocho años, estudiante, fue herido de bala en una rodilla. El proyectil quedó alojado en la rodilla y produjo fractura de rótula por estallido. Moisés Yuste, bedel de la facultad, fue herido en un muslo por una bala, que le partió la arteria femoral. La herida presentaba orificio de entrada y salida. Ambos fueron sometidos a operación quirúrgica. Luis Carlos Nieto fue herido de bala superficialmente en el muslo derecho. Enrique Pedroviejo quedó ingresado en el hospital tras ser atendido de heridas producidas por fuertes contusiones. También fueron asistidos Pedro Ramón Salinas, Sagrario Arroyo García, Sonia Pérez Carrillo y Ana Isabel Gil Chiquero, a los que se asistió de contusiones leves y marcharon a sus domicilios.

El asalto a la facultad se produjo por dos zonas distintas. Uno de los grupos llegó hasta el edificio por un acceso lateral, montados en motos. Otro grupo, que viajaba a bordo de dos coches y un jeep, entró por la puerta principal. Uno de los asaltantes, desde veinticinco metros, disparó contra el bedel Moisés Yuste. Los testigos presenciales informaron a la policía que uno de los coches en que huyeron los asaltantes era un Renault 5, de color azul metálico, M-8051-CM. Este automóvil fue localizado por la policía poco después en la confluencia de las calles López de Hoyos y General Mola. Fueron detenidos sus cuatro ocupantes y trasladados a la DGS. En el interior del coche fue encontrada una barra de hierro.

Los detenidos, Jaime Fraga García Valdés, Luis Eugenio Togores Sánchez, Jaime José Ristra Maneru e lldefonso José Luque Sanchiz, fueron reconocidos por testigos presenciales de las agresiones, pero negaron pertenecer a grupos concretos de extrema derecha. Según informaron testigos presenciales a EL PAIS, ninguno de los asaltantes que actuó a cara descubierta parecía ser estudiante de esta facultad de Derecho.

Un comunicante anónimo reivindicó ayer a la agencia Efe el atentado en los siguientes términos: «Somos un grupo fascista y reivindicamos el atentado de esta mañana en la facultad de Derecho. Se trata de una respuesta a las diferentes agresiones que vienen sufriendo estudiantes de la facultad en su lucha por la amnistía de nuestros camaradas del caso Atocha. Responderemos a toda agresión con la máxima dureza. Esta agresión no va a ser en ningún momento indiscriminada e irá dirigida a los responsables marxistas de dicha facultad. Somos un grupo fascista. Arriba España.»

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana