Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique Tierno presentó "Sexus", de Henry Miller

El profesor Enrique Tierno Galván presentó ayer la obra Sexus, del novelista norteamericano Henry Miller, considerado como uno de los maestros de la literatura erótica contemporánea. La novela es el primer tomo de la serie La crucifixión rosada, que será editada en su totalidad por Alfaguara.

Enrique Tierno Galván, presidente de honor del Partido Socialista Obrero Español, candidato a la alcaldía de Madrid y catedrático de Derecho Político, justificó su presencia en esta presentación literaria diciendo que hay una gran parte de su personalidad que está metida en la cultura. Otra parte está metida en la política, «cuanto antes la saque, mejor», comentó el profesor Tierno.Para el profesor Tierno Galván, Henry Miller es, a la manera de Cervantes, un resumidor de la cultura de su tiempo. Miller, de acuerdo con Tierno Galván, hace su literatura partiendo de la ausencia de tentaciones, justificaciones y mediaciones que se producen en el mundo contemporáneo. La cultura occidental ha llegado al borde de sus propios límites. Miller reflexiona y caricaturiza esas ausencias. La utilización del sexo es para Henry Miller una manera admirable, dijo Enrique Tierno, para aproximarse a la situación de soledad que vive el hombre de su tiempo.

La idea de tentación ha desaparecido en el mundo actual, arrasada por el proceso industrial. No existe la relación estimulo-respuesta. La falta de tentaciones anula el cargo de conciencia. «En este borde -dijo el profesor Tierno- hemos perdido el sentido de la justificación, que ha sido sustituido por el de la explicación.» Otro elemento que falta en la cultura contemporánea es el de la mediación, en el sentido descrito por Hegel. Desde que Hegel elaboró este concepto, la propia mediación entre el hombre y el cosmos y el hombre y el hombre fue anulándose. La única mediadora ahora es la tecnología, la informática. «Nos hemos quedado -dijo Tierno- sin la otra gran idea que justificaba la presencia del hombre en la Tierra. Una persona observadora, capaz de la introspección como Henry Miller, se percató de que en ausencia de tal categoría el hombre estaba aislado.»

En ese aislamiento se rompe también la relación sexo-amor. La propia iniciación literaria de Miller, que escribió sus relatos eróticos para ganar unos dólares, es una caricaturización de su uso del sexo para explicar el aislamiento del hombre.

Enrique Tierno Galván hizo una presentación estrictamente académica de la obra milleriana. Solo en una ocasión el profesor Tierno descendió a la utilización de vocablos propios de los relatos de Miller, y admitió que términos como «cachondeo» y otros que rehusó utilizar, «por prejuicios propios», habían entrado en el lenguaje coloquial que en su propio idioma quiso calcar el autor de Sexus.

En la obra de Miller se ve claro que el autor no posee una idea global de la vida. Es un literato que no tiene en la mente un solo concepto, sino un conjunto de fracciones, lo que le aproxima al lirismo. «La lírica -apuntó Tierno Galván- tiende a la fracción, aunque como en Garcilaso, tenga una coherencia interna. » La obra de Miller es el resumen de una cultura de fracciones y contradicciones que carece de una justificación global. Esa carencia, dijo el profesor Tierno Galván, no se manifiesta siempre y de modo definitivo en Miller, que a veces cree que existe una inteligencia única que gobierna el mundo. Miller representa, para Tierno Galván, «más allá de la anécdota sexual», un nuevo romanticismo que está a la vista y ojalá llegue pronto. Miller, dijo, «es el profeta del sentido de la justificación que ha de volver a la sociedad contemporánea».

Hace algunos años, cuando el profesor Tierno daba clases en Salamanca, intentó inscribir a Henry Miller en una serie de estudios sobre la cultura occidental y sus personajes principales.

La intervención de Enrique Tierno en la presentación de Sexus, de Henry Miller, abre una serie de actos relacionados con la mencionada obra y con su autor. Ayer, tras la presentación del libro en la sede de Alfaguara, se proyectó la película Reflections on writing (Reflexiones sobre la escritura), de Robert Snyder, sobre el polémico escritor. Mañana, a las ocho de la tarde, en la Filmoteca Nacional, Luis G. Berlanga presentará la citada película A sleep ann awake (Dormido y despierto), de Tom Schiller. El jueves, a la misma hora, en el hotel Príncipe Pío, habrá un coloquio sobre Henry Miller.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de diciembre de 1978

Más información

  • Como parte de una serie de actos relacionados con el escritor